Los movimientos artísticos

Movimientos artísticos

Inicio / Movimientos artísticos

El movimiento artístico se puede definir como la tendencia derivada del arte, donde cada intérprete le otorga un nuevo sentido y filosofía a su estilo según la época en la cual se desarrolle. Por otra parte, estas manifestaciones sublimes de la disciplina cuentan con un grupo de seguidores que manejan el mismo pensamiento. ¡Quédate para conocer más a detalle!

Tabla de contenidos

¿Qué es un movimiento artístico? 

Un movimiento artístico se puede determinar como el estilo que utiliza cada intérprete para dar a conocer su propia filosofía. Esto lo hemos presenciado a lo largo de la historia, mediante los diversos movimientos que se acentúan en cada época.

Este flujo estético cuenta con algunos aspectos significativos que trascienden más allá de los conceptos sociales o propiamente históricos. Ya que, para explicar un movimiento artístico, se toma en consideración semejantes matices que definen un estilo propio. 

El estilo dentro del movimiento artístico 

Para comprender a profundidad el concepto del movimiento artístico, primero se debe desglosar ¿Qué es la expresión? Pues bien, esto lo definimos como el estilo que se maneja en el arte, las características propias de los personajes que nos ayudan a distinguir entre cada intérprete de la época. 

Debido a que, cada artística manejaba un concepto personal del arte, podemos denotar que los intérpretes, mediante el desarrollo de su filosofía y de los pensamientos que deseaban expresar, creaban una estética propia que en la actualidad nos permite diferenciar los matices y elementos de cada personaje. 

Origen del movimiento artístico 

Para entender a cabalidad la historia de estas expresiones debemos ondear en una pregunta interesante, ¿Cómo se origina un movimiento? Para ello, necesitamos pensar de forma artística porque muchas expresiones de arte se consideraban una protesta sutil a las situaciones suscitadas en la época.

Pintura histórica romántica
«La libertad guiando al pueblo» por Eugène Delacroix, 1830.

Por ello, los personajes que hoy conocemos originaban un movimiento a través de la filosofía personal, que era apoyada por un flujo de personas que compartían los mismos pensamientos e ideales. Además, algunos grupos se identificaban con estas obras de arte, lo cual brindaba mayor popularidad a las expresiones artísticas. 

Renacimiento inicial

Los orígenes del movimiento lo comenzaremos a notar mediante el surgimiento del aclamado “Renacimiento inicial” o también conocido como “Prerrenacimiento.” Llevado a cabo entre los años 1300 – 1400, en este periodo se maneja un estilo más matemático, armónico, y natural. 

En esta época los intérpretes comenzaron a tomar valor. Ya que, se inicia los estudios de muchas disciplinas, dejando a un lado la presencia de Dios, como el epicentro del todo, y pasa a ser el hombre el foco de atención.

Historia del movimiento artístico

Interiormente en el flujo artístico podemos observar las diferentes corrientes que han logrado crear un impacto irrefutable dentro de la sociedad. Y claro, cada movimiento es un reflejo exacto de lo que se podía vivir en la época. 

En la historia del movimiento artístico encontraremos expresiones que evolucionaron con el paso del tiempo, causando mucho auge en diferentes civilizaciones. Un ejemplo de ello, fue el impresionismo, siendo este conocido como un controversial flujo estético. 

¿Cuáles son los movimientos artísticos? 

Recordemos que los movimientos artísticos no son más que los diferentes ideales que evolucionaron, así como también lo hacían las civilizaciones de la época, por lo que a continuación experimentaremos un sinfín de cambios de perspectivas, estéticas, estilos, elementos, entre otros aspectos. ¡Sigue leyendo! 

Proto – Renacimiento (1300 – 1440) 

Como mencionamos antes, el inicio de las expresiones artísticas radican primero en esta época, donde si ondeamos un poco en su historia encontramos la consolidación de las nuevas civilizaciones Europeas, se da inicio a la burguesía, y por supuesto se comienza la creación del capitalismo. 

El hombre pasa a ser el centro de todo, declinando un poco la existencia de Dios. Los artistas se consideran científicos, y se comienza a admirar esta profesión. Además, un estilo presente en este periodo es el gótico

Puede que también te interese: El Renacimiento.

Quattrocento (1400 – 1500) 

Esta época tiene fuertes características que te mencionaré a continuación. En primer lugar, su origen es italiano, donde la edad media finaliza y se comienza a dar relevancia a los estilos más antaño y clásicos como el arte griego o romano. 

Seguido de ello, encontramos el finiquito del anonimato para los artistas, donde ya dejan de estar en las sombras y logran alzar la voz y mostrarle al mundo sus expresiones y matices. 

En conclusión, este periodo es de gran relevancia. Ya que, a partir de aquí, inicia el arte de la forma en como la conocemos. Además, se crea la admiración por el ser humano, y se comienza a profundizar en el tema, llevando consigo estudios para evaluar las proporciones, la anatomía, perspectiva, entre otros aspectos.  

Aprende más sobre esta época aquí: El Quattrocento.

Cinquecento (1530 – 1600) 

La época del Cinquecento evoluciona el concepto que manejamos en el periodo Quattrocento. Ya que, en esta etapa intensificamos el significado del antropocentrismo humano, donde se afianza más la exploración del cuerpo, y la naturaleza en un mismo sentido. 

Puede que también te interese: El Cinquecento.

Manierismo (1550 – 1610)

El manierismo se conoce por ser el periodo donde se deja atrás las definiciones casi perfectas, las líneas finas, y las proporciones. En esta etapa experimentamos la inestabilidad, la inexactitud en las artes, y los creadores se guían por su perspectiva y declinan los conceptos verosímiles. 

Entre las características de este movimiento artístico conocemos “El arte autosuficiente” donde se quiere transmitir el concepto de crear algo nuevo, sin esfuerzo alguno. 

Aprende más sobre este movimiento aquí: El Manierismo.

Barroco (1600 – 1750) 

El Barroco puede considerarse como uno de los periodos más trascendentales de los movimientos artísticos. En primer lugar, en esta época denotamos nuevos conceptos como la ciencia, política, tecnología, economía, y cultura. 

En este mismo orden de ideas, con el surgimiento de las novedades que conforman una sociedad, nos encontramos con un estilo más apasionado, menos racional, y transmitiendo un mensaje de anti –clasicismo, donde cuestionamos el deber y como debería ser. El movimiento barroco fue más teatral, novelístico, dinámico y efusivo. 

Para más información te recomendamos nuestro artículo sobre El Barroco.

Rococó (1720 – 1780) 

Esta corriente artística nace en Francia, donde se busca reestructurar el concepto del movimiento barroco. Aquí surgen nuevas características que intentan imitar la naturaleza, pero sin salirse dentro de los parámetros del flujo anterior. Sin embargo, se le agrega un gesto más frívolo y dinámico. 

La finalidad del Rococó era integrar la delicadeza, la distinción, la afabilidad, y lo exótico, otorgando un aspecto más conmovedor, y placentero a cada una de sus artes. 

Conoce más acerca de este movimiento aquí: El Rococó.

Neoclasicismo (1750 – 1820) 

Con el movimiento Neoclásico retomamos un poco los aspectos clásicos que dejamos atrás en el periodo Barroco, y los artistas se orientan en la búsqueda de su iluminación creativa dando paso a la antigüedad greco –romana. 

Para Roma esto fue una buena oportunidad en su historia. Ya que, se comienza a considerar como la capital cultural, atrayendo a los más destacados creadores del momento. 

En este movimiento artístico se comienza a valorar los relatos históricos mediante las artes, el perfeccionismo, la estética, las estructuras impecables, y se aprecia mejor los mitos legendarios. Además, en este periodo notamos como la ilustración juega un rol imprescindible dentro del arte.

Aprende más acerca del Neoclasicismo

Orientalismo (1750 – 1956)

El orientalismo es un movimiento artístico que tiene poco más de 2 siglos de historia. Desde sus inicios se enfocó en mostrar a la cultura oriental como una idiosincrasia particular digna de admiración, análisis y estudio. Pero con el paso de los años, la perspectiva fue cambiando desde los distintos ángulos que se abordaba.

Como consecuencia de esto, el orientalismo se basa casi en su totalidad en la narrativa de historias exóticas y eróticas que evocaban una cultura lejana. Desde la perspectiva europea, al ser esta subdesarrollada, aún conservaba rasgos de la humanidad primitiva, dominada principalmente por los deseos y placeres sensuales.

Aprende más sobre: El Orientalismo.

Romanticismo (1790 – 1880)

El Romanticismo es un periodo contundente dentro de los movimientos artísticos. Ya que, para este momento, los intérpretes se habían cansado de basar sus pinceladas en lo racional, sublime y delicado de la sociedad. Se comienza a emplear el drama, las imperfecciones, lo conmovedor y libertinaje. 

En este litigio se desemboca la liberación del pensamiento, siendo más individualista. Se inicia los procesos de búsqueda de la inalienabilidad, y el subjetivismo.

La originalidad y creatividad para elaborar las obras pasa a ser el enfoque principal de cada artística. Además, se comienza a admirar la naturaleza, las tradiciones, el amor por las antigüedades, y también el deseo de exploración.

Te puede interesar El Romanticismo.

Realismo (1840 – 1870)

Francia vuelve a ser la cuna de los movimientos más trascendentales de la historia artística. En este periodo nos encontramos con intérpretes agobiados por la subjetividad y lo sentimental, y se orientan en la búsqueda de momentos más reales y cercanos. 

Pero, ¿Qué conocemos como cotidiano? La vida misma, el día a día, las actividades que se realizan con normalidad, y para ellos era su novedoso enfoque tomando una posición más política y menos conmovedora. 

La nueva temática en este periodo se le denomina “Costumbrismo” donde observamos pinturas basadas en los entornos naturales y el desnudo, rechazando cualquier movimiento que se incline hacia el perfeccionismo social. 

Aprende más acerca de: El Realismo.

Realismo Social (1929 – 1955)

El realismo social fue un movimiento pictórico o corriente artística y literaria creada con el fin de representar la realidad basándose en la observación de los diferentes aspectos del día a día de la gente de la época, los cuales en su mayoría eran problemas sociales.

La característica principal de este tipo de arte es que busca transmitir al espectador la realidad tal y como es, por lo que se mostraban tanto las tragedias como cada momento y avance positivo que trajo consigo esta época.

Aprende más sobre este movimiento aquí: El Realismo social.

Impresionismo (1872 – 1882)

El concepto que manejamos en el impresionismo se basa en plasmar la proyección visual sin importar la intensidad de la luz. Este movimiento se caracteriza por retratar el instante exacto según como lo percibe la vista, siempre respetando los matices y transmitiendo tal cual se visualizó en el momento. 

El mensaje de este estilo o movimiento es pintar y plasmar el cambio de luz que experimentaba la naturaleza usando colores cálidos y vibrantes. 

Aprende más sobre este movimiento aquí: El impresionismo.

Postimpresionismo (1880 – 1910)

El Postimpresionismo mantuvo una temática muy enrevesada de conceptualizar, porque una de las características de este periodo es que los artistas no se encontraban conscientes del estilo que estaban manejando, y aunque no se encuentra un patrón que los unifique, podemos desglosar algunas singularidades: 

Los artistas adoptaron una estética basada en colores muy vivos, con pinceladas prudentes, y tomando como temática los aspectos de la vida cotidiana. Este movimiento originó lo que hoy conocemos hoy en día arte moderno. 

¿Quieres saber un dato curioso? Las pinturas de este periodo son las más costosas en la actualidad. 

Aprende más sobre este movimiento aquí: El Postimpresionismo.

Simbolismo (1880 – 1910)

El Simbolismo se reconoce como un movimiento que rechaza la objetividad científica, y los parámetros realistas dentro de la pintura. 

Aquí podemos observar como los creadores deciden tomar un escape e idealizar un estilo más anti – naturalista, escogiendo este último punto como una característica global dentro de la expresión.

Por otro lado, observamos la transformación de este estilo en algo más ilusorio y poético, rescatando aspectos románticos muy entrelazados con las emociones y el pensamiento individualista.

Si quieres aprender más sobre este movimiento: El Simbolismo.

Primitivismo (1885) 

Para los artistas modernos, el siguiente movimiento que te presentaré significaba una fuente de inspiración, basándose en aspectos menos envilecidos por la cultura occidental, siendo tomado como una corriente creativa. 

El primitivismo era también conocido bajo el nombre de arte inocente, donde el estilo prehistórico posee valor y admiración. Por ello, aspectos simples se consideraban de gran utilidad para el proceso creativo. Este movimiento se denomina como el arte sugerente.

Aprende más sobre el primitivismo aquí.

Art Nouveau (1890 – 1905)

Conocido como “Modernismo” el Art Nouveau trae consigo una nueva visión de lo que sería la expresión artística, basándose en aspectos más vivaces, frescos, coetáneo, y vanguardista, que sugiere un mensaje sutil: “De cara al porvenir” 

Entre los pensamientos que podemos percibir en este movimiento encontramos el concepto de embellecer artefactos comunes, y brindarle un nuevo significado estético, admirando los detalles como algo extraordinario. 

La estética que se maneja en este estilo se basa en realizar pinceladas más asimétricas y curvilíneas, brindando una abstracción más sensorial que logre complacer a los más sensitivos. 

Aprende más sobre este movimiento: El Modernismo.

Art Decó (1900 – 1945)

¿Cómo podríamos definir este estilo? Prístinamente, esta expresión proviene de París – Francia, pero se logra acentuar en Hollywood, siendo reconocido como un movimiento que favorecía a las estrellas de la época. 

El Art Decó tuvo su inicio en la Segunda Guerra Mundial, buscando un ideal en concreto: ¡Brindarle un giro a la industria! Aquí observamos estilos más simétricos, líneas rectas, diferentes tamaños, y mezcolanzas de objetivos populares. 

Para la época los avances eran inmediatos e innegables. Por ello, notamos como principal concepto de esta expresión el uso de técnicas donde la iluminación, el futurismo, y el cubismo toman relevancia y se convierten en los nuevos pilares del movimiento. 

Conoce más sobre: El Arte Déco.

Fauvismo (1905 – 1908)

La característica exponencial de esta expresión artística radica en el uso de colores vigorosos. Para los creadores, este movimiento no era más que la liberación de técnicas complejas. ¡Adiós a la mímesis!  

La imitación de la estética natural pasa a segundo plano, para comenzar a emplear la espontaneidad y las pinceladas más liberales. Te recomendamos nuestro artículo sobre el Fauvismo.

Expresionismo (1905-1933)

Cuando hablamos de expresionismo, nos referimos a un movimiento vanguardista que surgió en Alemania a comienzos del pasado siglo XX. Este se caracterizaba por representar la realidad de una manera deformada, distorsionada y subjetiva.

Este movimiento se caracterizó principalmente por el trabajo con óleo sobre lienzo. Además, en las obras expresionistas abstractas se eliminó la figuración y se usaron telas que imitaban un aspecto geométrico.

Puede que te interese: El Expresionismo.

Vanguardismo (1914)

El vanguardismo es un conjunto de diferentes movimientos artísticos que surgieron al inicio del siglo XX. Este movimiento representó una ruptura de la tradición, llegando a renovar los valores morales y estéticos aceptados.

Este movimiento no buscaba en lo absoluto que sus ideas fueran aceptadas de forma individual, sino de forma colectiva, por lo que la vanguardia se refiere a un grupo, no a un solo individuo innovador.

Puede que te interese: El Vanguardismo.

Futurismo (1909 – 1920)

El futurismo no es más que la aplicación de los conceptos como el ímpetu, osadía, e insumisión en sus artes. 

La abstracción de esta expresión desea fuertemente exponer pinceladas agresivas, pensamientos vivaces, que buscan transmitir lo exorbitante, escandaloso, y la exclamación.  

Neoplasticismo (1917-1931)

En este estilo se crean obras a través de la abstracción de lo real y cotidiano. También quedan fuera del plano las emociones y perspectivas internas, como ocurría con otros movimientos como el constructivismo ruso.

Con esta forma de arte se quiere conseguir una representación simple de las formas y colores básicos, pero disponiéndolos de una manera coherente y propia de un artista.

Conoce más sobre: El Neoplasticismo.

Dadaísmo (1916 – 1923) 

El Dadaísmo es una expresión que significa todo, y nada en un mismo concepto. Ya que, una de las características primordiales de este movimiento es el término “azar” 

El arte que experimentaremos a continuación, es caótico, escandaloso, significativo, inexistente y absurdo. Uno de los relatos populares que busca explicar el origen del nombre, es que se dice que Tzara halló la palabra en un diccionario por casualidad. 

Si quieres comprender a cabalidad el significado de “Dadaísmo” solo debes internalizar que puede ser algo absoluto como, también, inexacto

Te puede interesar también: El Dadaísmo.

Cubismo (1907 – 1917)

El Cubismo fue uno de los movimientos artísticos que más ha influenciado en nuestra historia. Caracterizado por utilizar formas geométricas, este surgió de la necesidad de representar los objetos y personas de una manera distinta e interpretativa. Conoce más sobre El Cubismo.

Nueva Objetividad (1919-1935)

La nueva objetividad fue un movimiento artístico alemán que surgió en el año 1919 y tenía como base el rechazo de la auto implicación, el anhelo y el idealismo romántico y a los anhelos intelectuales. Fue un movimiento que buscaba ir en contra del expresionismo que se conocía hasta entonces.

Aprende más sobre La Nueva Objetividad.

Suprematismo (1913 – 1922)

El movimiento artístico y cultura Suprematista surgió a comienzos del siglo XX. Este movimiento surge del arte abstracto. En este movimiento los artistas representaban en sus obras la visión que tienen del universo usando formas geométricas.

Te recomendamos leer nuestro artículo sobre El Suprematismo.

Pintura Metafísica (1911)

La pintura metafísica fue principalmente un estilo de pintura que surgió en Italia en el siglo XX gracias a dos grandes artistas: Giorgio de Chirico y Carlo Carrá. Se basaba en mostrar un ambiente onírico o de ensueño tomando como referencia algunas plazas de Italia. Fue un movimiento importante para que pudieran surgir otros movimientos artísticos, como el surrealismo.

Te puede interesar: La Pintura Metafísica.

Surrealismo (1924 – 1966)

El Surrealismo fue un movimiento cultural desarrollado en Europa, tras la Primera Guerra Mundial. Este tenía como objetivo principal aplicar la teoría de la inconsciente e irracional, haciendo mayor uso de la mente subconsciente y el trance, con el propósito de cambiar la vida del ser humano.

Este parte del Dadaísmo, movimiento artístico del cual tomó muchas ideas para armar su filosofía y propósito, sobre todo la parte de actuar en modo automático y dejarse llevar por el azar. Los surrealistas se apegaban al uso de los impulsos y errores como método principal de creación, al igual que el uso de técnicas artísticas liberadoras que carecían de reglas.

De hecho, el arte surrealista es considerado como uno de los más extraños y poco comprensibles del mundo, ya que los temas que abarca parten de una conducta donde no cabe la razón, la moral o lo predecible. Entre las obras surrealistas más destacables podemos encontrar «la persistencia de la memoria» de Salvador Dalí.

Te puede interesar El Surrealismo.

Orfismo (1911 – 1914)

El movimiento artístico orfismo se caracterizaba por emplear los colores y las formas geométricas de forma abstracta. Dentro de este movimiento se trataban a las figuras y colores como entes independientes que trabajaban en conjunto para transmitir emociones.

Aprende más sobre El Orfismo aquí.

Constructivismo (1915-1935)

El constructivismo fue un movimiento artístico y también arquitectónico cuyos representantes se enfocaron completamente en los campos creativos. Probaron por completo todas las disciplinas, tanto las técnicas como también las novedosas tecnologías de esa época.

Por otra parte, si hablamos de estética, este movimiento está relacionado con la arquitectura y la ingeniería. Además, se desenvolvió en el diseño y el arte, entre otros campos. Su objetivo principal fue rescatar al pueblo de las élites, lo que lograría haciendo arte para el pueblo.

Aprende más sobre: El Constructivismo.

Precisionismo (1920 – 1932)

El precisionismo fue una corriente artística norteamericana donde la ingeniería, la arquitectura y la tecnología era la inspiración. Sus principales artístas fueron Charles Sheeler y Charles Demuth. Conoce más sobre este movimiento aquí.

Arte Abstracto (1910)

El arte abstracto te ofrece una nueva visión que presenta la contrariedad de los otros movimientos que mencionamos. Esta expresión se destaca por lo abstracto, dejando a un lado los objetivos reconocibles, si no que te proyecta una novedosa realidad.

Entre los puntos fuertes de esta expresión encontramos: La espontaneidad y lo subjetivo. La manifestación de la destreza en su máximo grado de pureza, el arte planificado, geométrico, y universal.

Conoce más sobre: El Arte Abstracto.

Nueva Figuración (1945 – 1970)

La Nueva Figuración fue un movimiento artístico surgido en los años 50. Aunque llegó para suplantar al expresionismo abstracto, aún conservaba ciertas características de este. Una de las bases de esta corriente fue la libertad que tenía en cuanto a las formas de las obras, destacando las figuras monstruosas y desordenadas. Puedes aprender más sobre La Nueva Figuración aquí.

Art Brut (1945)

El Art Brut es un tipo de arte o de expresión artística que fue establecido fuera de los límites culturales y comunes de este campo. Dubuffet usó el término Art Brut como definición para describir un tipo de manifestaciones artísticas poco usuales que, por lo general, llevaban a cabo personas con enfermedades mentales que se encontraban en hospitales psiquiátricos o personas que no habían cursado estudios académicos.

Conoce más sobre: El Art Brut.

Expresionismo Abstracto (1940-1950)

El expresionismo abstracto fue un movimiento artístico moderno que derivó del cubismo y surrealismo. La principal característica de este tipo de arte individual es la libertad.

Los miembros de este movimiento fueron personas que encontraban fascinante la soledad y los procesos individualistas. Gracias a esta corriente artística, Nueva York llegó a convertirse en el epicentro del arte en todo el mundo, reemplazando así a París.

Aprende más sobre: El Expresionismo Abstracto.

Informalismo (1950)

El informalismo, conocido como un arte sin forma, ha sido catalogado como el movimiento artístico final de todas las vanguardias de la historia, aunque este creció al mismo tiempo que el expresionismo abstracto. Dentro del informalismo se encuentran una gama de artistas y obras que se caracterizan por la utilización de la abstracción de manera radical.

Conoce más sobre: El Informalismo.

Arte Cinético (1954)

El Arte Cinético fue un movimiento artístico en el que se buscaba realizar obras de arte que dieran la impresión de estar en movimiento. Esto se lograba mediante el uso de técnicas especiales y recursos visuales realmente llamativos. Aprende más acerca del Arte Cinético.

Op Art (1958)

El op art, también llamado arte óptico, es una corriente artística que se ramificó de la abstracción geométrica, y que se distingue por poseer un estilo completamente visual a través de la ilusión óptica.

En este tipo de obras no existe alguna apariencia emocional, más bien, es pura ciencia óptica que se basa en la percepción del público y en la que se utilizan desde las líneas paralelas hasta los contrastes cromáticos.

Conoce más sobre este movimiento: El Op Art.

Pop Art (1955 – 1980)

El Pop Art durante mucho tiempo era visto como un movimiento innecesario y estólido producido para un público flemático. Pero, si profundizamos un poco más en los conceptos de esta expresión, nos referimos a un arte comercial consciente de los escenarios del momento. 

Conoce más sobre este movimiento: El Arte Pop.

Minimalismo (1960 – 1970)

Las obras minimalistas eran creadas bajo el concepto convencional “Menos es más” caracterizadas por ser desafectas, sucintas y rígidas. Sin embargo, guardaba una esencial intelectual muy bien acentuada. 

El minimalismo se aleja de toda expresión o emoción, centrándose en un movimiento más inteligente y político que busca transmitir ideas fluidas basadas en la interpretación de cada público en función al entorno.

Aprende más sobre este movimiento aquí: El Minimalismo.

Arte Conceptual (1960)

El arte conceptual tenía como base resaltar y expresar diferentes mensajes o conceptos mediante el arte. Se enfocaba más en la reflexión por parte del espectador y de la transmisión del mensaje conceptual que de detalles más artísticos o visuales.

Conoce más a cerca del Arte Conceptual.

Land Art (1968)

El land art toma como protagonista al medio ambiente. Su objetivo es crear conciencia para que todos cuidemos y preservemos el ecosistema natural. Las obras que se realizan en el land art dependen mucho del lugar en donde se realicen.

En algunas ocasiones se unen la escultura y arquitectura de paisajes, además, cada vez es más común utilizar escenarios como lugares públicos contemporáneos para plasmar el land art. Por lo general, este arte tiende a permanecer en el mismo sitio en el que se realiza, y después de un tiempo, se transforma o desaparece, como todo lo que permanece en la naturaleza

Conoce más sobre el Land Art.

Arte Povera (1967 – 2020)

El arte Povera representa el uso de nuevos instrumentos que te permite expresarte mediante elementos como periódico, ramas, piedras, o paja. Aunque se refiere a una expresión pobre del arte, no nos referimos a la calidad de las obras, sino a la carencia de materiales. 

Entre las características de este estilo encontramos: 

  • La convivencia armónica entre los materiales industriales con elementos naturales. 
  • La valoración de los instrumentos en su estado original. 
  • Los conceptos basados en el objeto y su fabricación. 
  • La relación del artista con su entorno
  • Respetar el valor de los materiales naturales en un trabajo estético.  

Conoce más sobre: El Arte Povera.

Redactora de culturary Bárbara mendoza

Autora: Bárbara Mendoza

Especialista en medios audiovisuales con amplia experiencia en trabajos de investigación y producción. Apasionada por los medios y técnicas de comunicación. Más sobre Bárbara.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo