El Rococó

Inicio / Movimientos artísticos / Rococó

La historia del arte está llena de diferentes movimientos artísticos que han marcado un antes y después en la forma en la que observamos la historia, arte, arquitectura, música y literatura, incluso llegando a trascender hasta la actualidad. 

En las sociedades europeas aún se observa la trascendencia que tuvo el periodo artístico rococó, por lo que en la actualidad se contemplan obras de arte, arquitectura y música que han perdurado de este majestuoso periodo histórico. 

Si estás interesado en conocer todo acerca sobre el periodo histórico del rococó, estás en el lugar correcto. Aquí, en este artículo, te traemos su historia, origen, características y mucho más. ¡No te lo puedes perder!

¿Qué es el Rococó?

El periodo rococó fue un movimiento artístico y cultural en el que se propusieron numerosos cambios en la música, arte, literatura, arquitectura y decoración de la época. Estas reformas ayudaron a introducir nuevas características artísticas, como por ejemplo, los colores suaves, claros y luminosos. 

Movimiento artístico El Rococó
«Embarque a la Isla de Cythera» de Jean-Antoine Watteau, 1721.

Igualmente, el periodo artístico rococó también hacia énfasis en los detalles, por lo que es normal que las obras artísticas que fueron creadas durante este periodo tuvieran muchas decoraciones sin llegar perder la sutileza. 

En el arte rococó se buscaba representar aspectos como la naturaleza, la desnudez, las relaciones humanas, al igual que la vida cotidiana, sin que la religión tuviera ninguna influencia, ya que se buscaba separar el arte de la iglesia.

Origen del término «Rococó»

El término rococó tiene sus orígenes en las palabras francesas rocaille y “baroque” las cuales tienen como significado “piedray concha”, puesto que eran elementos utilizados en muchas construcciones de la época. 

La palabra “rococó” era empleada como un término despectivo por parte de los artistas que seguían defendiendo el arte de estilo barroco, por lo que usaron la palabra rococó como un chiste entre los artistas de la época. 

Sin embargo, con el paso de los años, el término rococó fue reconocido como un nuevo estilo artístico, pasando a la historia como una nueva forma de arte, la cual logró un notable reconocimiento a nivel mundial, principalmente en Europa y América Latina.

Historia del rococó 

El arte rococó fue un estilo artístico que nace en Francia entre los años  1715 y 1760 como una respuesta reformista que tuvo lugar luego de la muerte del rey francés Luis XIV, el cual era conocido por su rigidez absolutista, la cual impedía grandes cambios sociales en la Francia de la época. 

Con la muerte de rey Luis XIV comenzaron a surgir numerosas reformas por parte de la aristocracia, la cual buscara terminar con el estilo barroco y religioso impuesto por la iglesia, al igual que la monarquía para conseguir un estilo más refinado y moderno. 

Las clases más privilegiadas de la época comenzaron a liberalizarse de la rigidez impuesta por la monarquía, por lo que buscaron decorar sus palacios con pinturas, esculturas y arquitectura que hiciera referencia a los placeres de la vida como el libertinaje, la desnudez y el exceso. 

Características del Rococó 

Al igual que todos los estilos artísticos que han existido en la historia, el rococó contaba con varias características únicas que lo hacían diferenciarse de otros estilos, como, por ejemplo, su antecesor, el Barroco.

El Columpio, por Fragonard
«El Columpio», por Fragonard.

Algunas de estas características, si bien son sutiles, marcan la diferencia entre lo que fue un cambio de una época a otro, por lo que son fáciles de identificar siguiendo estos aspectos básicos: 

Diversión y humor 

El estilo rococó estaba enfocado en romper con la rigidez impuesta por la monarquía y la iglesia durante el periodo barroco, por lo que buscaba promover un nuevo estilo en donde el humor y la diversión formaran parte de la vida de los aristócratas y burgueses

La solemnidad, protocolos y normas religiosas fueron dejadas de lado para introducir aspectos en donde la diversión, picardía y humor fueran los protagonistas de todos los eventos sociales, dejando de lado el rígido estilo religioso de la iglesia. 

Disolución de la moral 

El periodo rococó promovió el libertinaje haciendo uso de la rebeldía de las personas, las cuales estaban sometidas a normas que reprimían sus impulsos carnales, por lo que se buscaba normalizar las aventuras, la diversión, los amoríos y el ocio como un estilo de vida. 

Esta rebeldía moral se podía observar principalmente por medio de la literatura barroca, como por ejemplo la poesía, la cual narraba romances y relaciones que en muchos casos eran aventuras e infidelidades. 

La norma literaria ya no era promover la moral y religión, sino que se buscaba hacer al hombre y la mujer objeto del romance, la pasión y el deseo por medio de la sensualidad. 

Festividad y alegría 

El espíritu del estilo rococó era alegre y festivo, por lo que las celebraciones pretendían complacer a los invitados por medio del baile y la música con el fin de entretener a las personas en un ambiente agradable.

Los salones de fiestas, al igual que los jardines, eran decorados con extravagantes adornos. Además, los músicos tocaban melodías suaves y alegres para que el personal de servicio entregara aperitivos y bebidas a los invitados mientras todos conversaban o bailaban. 

Decoraciones en tonos pastel

El rococó cambio los colores tierra por tonos pasteles y luminosos para intentar tener un aspecto más moderno y elegante que se desprendiera del antiguo estilo barroco. Estas nuevas tonalidades fueron constantemente utilizadas en la pintura y en la decoración de los palacios. 

El arte pierde su función propagandística para la iglesia 

Debido a la liberalización del ser humano y la decadencia de la influencia de la iglesia católica, el arte ya no estaba al servicio de la religión, sino del deleite de las personas quienes buscaban contemplar la belleza de la humanidad y la libertad. 

Medios artísticos como la música, pintura y literatura ya no contenían alabanza alguna a la espiritualidad y moralidad, sino que se buscaba la diversión y entretenimiento de las personas. 

La aristocracia adquiere mayor libertad 

El rígido estilo barroco impuesto por la iglesia y la monarquía perdía relevancia, por lo que fue la aristocracia quien tomo el mando de este cambio cultural que buscaba no solo mayor libertad, sino también hacer demostraciones de opulencia y estatus. 

Para esto se construyeron y decoraron edificaciones las cuales hacían uso del cada vez más popular  estilo rococó, el cual era considerado por muchos aristócratas como una evolución del barroco. 

Importancia del Rococó 

Con la llegada del estilo rococó a principios del siglo XVIII se comenzó en Europa un movimiento artístico que buscaba romper con la rigidez del estilo barroco de la época. Esto dio paso a una serie de cambios sociales y artísticos que permitieron que el rococó tomara fuerza entre la aristocracia. 

Plaza de San Marcos, Canaletto, 1723
«Plaza de San Marcos», Canaletto, 1723.

Si bien es cierto que la decoración rococó era lujosa, únicamente la burguesía se la podía permitir.  En Europa y luego en América comenzó a surgir un gusto refinado entre el pueblo, quien veía en el arte rococó una forma de expresión artística majestuosa. 

El estilo rococó marco notablemente la cultura europea, hasta tal punto que incluso ha trascendido hasta la actualidad debido a lo hermoso de sus edificaciones y obras de arte, las cuales son consideradas como un patrimonio histórico de Europa. 

Rechazo de la iglesia en el arte Rococó

Debido a que el arte rococó rompía con el dogma religioso de la iglesia, esta acusó al estilo artístico de profano por impulsar lo que la iglesia consideró prácticas mundanas que degradaban la espiritualidad de la fe. 

Estas quejas de la iglesia no consiguieron que el arte rococó siguiera prosperando por toda Europa, principalmente gracias al financiamiento de las clases más privilegiadas, quienes buscaban impregnarse con este estilo artístico debido al prestigio y opulencia que representaba en la época.

Sin embargo, con el paso de los años, la iglesia comenzó a adquirir ciertos aspectos de la arquitectura rococó en algunas de sus construcciones, esto debido a la magnífica belleza que ostentaba este estilo artístico. 

El Rococó en las Bellas Artes

Si en algo se destacó este movimiento artístico fue en los cambios arrasadores que trajo consigo en cada una de las bellas artes. Es por esto mismo que queremos contarte que aportó en las principales artes y por qué fue tan importante.

La pintura Rococó 

Con la llegada del estilo rococó, el arte encontró una nueva inspiración haciendo uso de colores claros e intensos, al igual que tonalidades pasteles. Lo que se retrataban con estas tonalidades, en su mayoría, eran paisajes naturales, situaciones de la vida cotidiana y cuerpos desnudos como parte de la escenificación de la belleza del ser humano. 

Las Bellas Artes en el periodo Rococó
«Madame de Pompadour».

Existen historiadores que se niegan a llamar a la pintura rococó como tal, asegurando que el término correcto es “pintura galante”, ya que los artistas del rococó querían englobar el contexto estético del arte en la época. 

El nivel de detalle, al igual que la belleza de la pintura rococó, solían adornar los palacios de la aristocracia de la época, quien gozaba de ofrecer grandes fiestas para presumir sus obras de arte de estilo rococó entre sus conocidos, lo que hizo que las pinturas fueran muy cotizadas

Música rococó

La música en el rococó también recibe el nombre de “música galante”, ya que la misma sería una continuidad del estilo barroco, pero introduciendo nuevas experiencias auditivas como ritmos más suaves y perceptivos, los cuales eran tocados principalmente en eventos sociales.

A pesar de que el periodo rococó obtuvo el rechazo de la iglesia, en cuanto a la música tomo diferentes ritmos y tonalidades para la composición de diferentes obras musicales, las cuales fueron usadas en diferentes actos religiosos por parte de la iglesia. 

En la música rococó (galante) los instrumentos musicales de cuerda y viento tuvieron un protagonismo casi total, ya que tenían la capacidad de reproducir esas tonalidades suaves y alegres que caracterizan al movimiento. 

Arquitectura rococó

A pesar de que el rococó tuvo sus inicios con la decoración de interiores, fue en la arquitectura en donde más destacó. Esto se debía a sus magníficas edificaciones, en donde los detalles en las fachadas e interiores ayudaban a que la estructura tuviera un magnífico esplendor. 

Estilo de constucción rococó
«Estilo Rococó».

Como parte del estilo rococó, los jardines de los palacios contaban con hermosos arreglos ornamentales, al igual que amplios patios en los que los aristócratas y burgueses podían celebrar opulentas celebraciones. 

La arquitectura en el rococó centro su atención en la decoración de interiores, los cuales estaban llenos de detalles ondulados y rectos que decoraban tanto el techo como las paredes de la habitación, mientras que el piso tenía que ser un mosaico en tonos pasteles. 

En muchos palacios con arquitectura de estilo rococó, los techos estaban pintados con majestuosos frescos que ayudaban a que los salones de fiestas tuvieran una amplitud visual, al igual que un espacio más tenue y cálido en donde poder celebrar. 

Literatura rococó

Tomando en cuenta el creciente libertinaje de la época, los escritores del rococó redactaron numerosas obras destinadas a complacer las exigencias de la clase alta y cultas, por lo que se resaltaba la sensualidad y el erotismo, al igual que el romanticismo en sus obras literarias. 

El impulso más grande que tuvo la literatura de esta época, se desarrolló en España después de lo que fue llamado “el siglo del oro de la literatura”. 

Como parte de su narrativa, la literatura del rococó exalta la tragedia y el romanticismo, haciendo uso de complejas metáforas, las cuales estaban destinadas a alimentar el intelecto de la gente culta, quien era la única que podía entender el significado de esas palabras. 

Escultura rococó 

La escultura rococó rompía considerablemente con el estilo barroco de la época al fabricar obras de arte más pequeñas, mientras se abandonaba el mármol al sustituirlo por materiales como la porcelana, yeso y madera, para lograr acabados más suaves y delicados. 

Escultura Rococó

Debido a que la decoración de los palacios por parte de la aristocracia fue el principal motivo del surgimiento del rococó, muchos artistas de la época buscaron aprovechar la tendencia para diseñar sus esculturas de una forma más rápida

El significado de las esculturas rococó tenía que ser representar la belleza de la vida, la alegría y una referencia al cuerpo humano, principalmente desnudo, esto con el fin de hacer que las obras fueran más realistas y mundanas. 

Muebles en el Rococó

Como parte de las reformas decorativas del rococó enfocadas en el interior de los palacios, los arquitectos y decoradores se vieron en la necesidad de adquirir nuevos muebles que combinaran con la majestuosa decoración rococó de la época

Diván de estilo Rococó
«Diván de estilo Rococó».

Para esto se comenzó a decorar los muebles con adornos fabricados en bronce con diseños curvados enfocados en flores y raíces de los árboles como una forma de incorporar la naturaleza en la decoración interior de los palacios.

Igualmente, se comenzó a hacer uso de cojines y soporte para brazos con el fin de hacer que los muebles fueran más cómodos, lo que represento toda una revolución con respecto al confort de los muebles de la época, ya que, durante los periodos anteriores, estos eran muy incómodos. 

Vestimenta rococó 

La vestimenta rococó pretendía ser un símbolo de estatus y elegancia entre la aristocracia de la época, por lo que se buscaba hacer muestras de opulencia al vestir prendas con bordados muy elaborados, al igual que joyas preciosas.  

Mujer con traje rococó
«Vestimenta al estilo rococó».

Los vestidos para las mujeres eran elaborados en tonos pasteles haciendo uso de bordados y adornos que ayudaran a demostrar estatus. Igualmente, estos vestidos eran acompañados con accesorios como sombreros de plumas y abanicos, los cuales solían tener bordados con detalles florales. 

La vestimenta rococó en los hombres buscaba demostrar estatus, por lo que la ropa se enfocaba en la elegancia en lugar de la opulencia, para esto se hacía uso de bordados, mientras que en cuanto a accesorios los bastones y sombreros eran el complemento ideal para los hombres. 

Transición del Barroco al Rococó 

Uno de los motivos del surgimiento del arte rococó fue la de lograr un cambio del estilo barroco a una nueva forma de arte más refinado y flexible, el cual buscaba desprenderse del absolutismo de la monarquía y la iglesia. 

El estilo rococó buscaba fomentar un arte más alegre, romántico y lujoso, rompiendo con la rigidez de las doctrinas de la iglesia, por lo que se buscó mayor libertad y comodidad a favor de la burguesía y aristocracia quienes eran los que financiaban este ostentoso estilo artístico. 

Igualmente, la mujer dentro del estilo rococó jugó un papel mucho más notorio a diferencia del periodo barroco, ya que paso a ser centro de actividad social al organizar fiestas y reuniones en las que se promovía el estilo de vida aristocrático. 

Declive del Rococó

En el año 1760 el estilo rococó comenzó a perder influencia cuando se comenzaron a formular numerosas críticas sociales sobre la monarquía y sus lujosos gustos artísticos, los cuales estaban desangrando el patrimonio de la nación. 

Filósofos como Voltaire y Jacques-François Blondel los cuales tenían una influencia considerable en la sociedad de la época, hacían criticar el estilo rococó, asegurando que era superficial, al igual que un gasto innecesario, al mismo tiempo que expresaban que degeneraba el arte. 

Ya para el año 1780 el estilo rococó fue perdiendo cada vez más influencia, por lo que fue remplazado por el estilo neoclásico que promovía Jacques Louis David al asegurar que se buscaba rescatar la belleza del arte clásico. 

Artistas y Obras más importantes del estilo rococó 

Durante su existencia el estilo artístico rococó no solo obtuvo una notable fama gracias a sus características, sino también por sus notables exponentes que desarrollaron diferentes obras de arte, las cuales han sido declaradas patrimonio nacional en diferentes países del mundo.

Algunos artistas del periodo rococó ganaron una notable fama debido a sus magníficas obras de arte, tal fue el caso de: 

Antoine Watteau (1684-1721)

Conocido como el pintor de las elites europeas, Antoine Watteau fue un artista francés el cual se dedicaba a retratar los caprichos de la aristocracia haciendo uso del creciente interés por el estilo de la pintura rococó. 

Antoine Watteau
«La canción de amor», por Antoine Watteau.

Entre sus obras más destacadas se encuentran pinturas como Fiesta Veneciana, la Peregrinación en la Isla de Citera y La canción de amor.

Giovanni Battista Tiépolo (1696 – 1770)

Battista Tiépolo fue un pintor italiano, el cual fue ampliamente reconocido en Europa por introducir en sus pinturas aspectos mitológicos y cotidianos en los que destacaba la religión y su relación con el ser humano. 

Frescos en el Palacio Real de Madrid
«Frescos en el Palacio Real de Madrid», por Giovanni Battista Tiépolo.

Entre sus obras más reconocidas podemos apreciar a Traslación de la Santa, Joven con un loro, Casa de Loreto y Frescos en el Palacio Real de Madrid. 

Antonio Corradini (1688 – 1752) 

Este escultor italiano fue uno de los artistas personales del rey Carlos VI, a quien le dedicó numerosas esculturas, como por ejemplo La mujer con Velo y La Modestia, en las que utilizaba una técnica de transparencia en la ropa de sus esculturas. 

Johan Balthasar Neumann (1687 – 1753)

Este destacado decorador, arquitecto y escultor alemán se desempeñó durante el periodo del barroco y rococó, en el cual desarrollo edificaciones memorables como por ejemplo Las iglesias de Gaibach y NeresheimEl castillo de Bruchsal.

Thomas Gainsborough (1727-1788). 

Gainsborough fue un pintor inglés, el cual fue muy reconocido por sus retratos en los que despejaba a las personas de lo que consideraba actitudes verosímiles y con poca gracia para expresar alegría y sobriedad. 

Thomas Gainsborough
«El señor y la señora Andrews», por Thomas Gainsborough

Este pintor presentó un interés genuino por los retratos de paisajes naturales en los que resaltaba la naturaleza. Entre sus pinturas más populares se encuentran El joven azul, El señor y la señora Andrews, y Dr. Ralph Schomberg.

Jean-Honoré Fragonard (1732 – 1806)

Este artista de origen francés hacía uso del erotismo para el desarrollo de sus obras de arte más famosas como fue el caso de La Cerradura, La gallina Ciega, El beso robado y El Columpio, las cuales son obras que se encuentran catalogadas como patrimonio artístico. 

¿Por qué finalizó el Rococó?

Si bien, es cierto que el estilo artístico rococó no fue bien visto durante sus inicios por un sector conservador de la sociedad como lo fue la iglesia y algunos artistas barrocos, con el tiempo fue tomando fuerza gracias a la influencia de la aristocracia

El creciente sentimiento de la libertad, combinado con la decadencia de la iglesia, contribuyó a que surgiera un nuevo estilo artístico destinado a contemplar aspectos como la naturaleza, desnudes y alegría del ser humano. 

Con el paso de los años el estilo rococó fue decayendo, ya que se asociaba al despilfarro de las elites aristocráticas, por lo que numerosos críticos influenciaron en la población un sentimiento de desprecio en contra de las elites que hacían uso de estos estilos artísticos y decorativos.

Autora: Gabriela Torres

Especialista en artes, literatura e historia cultural. Diplomado en Producción Audiovisual. Aficionada al teatro y a la literatura, con un grandísimo amor por el análisis y la interpretación de obras de arte. Más sobre Gabriela.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo