El Romanticismo

Inicio / Movimientos artísticos / Romanticismo

El romanticismo fue un movimiento artístico y cultural que se llevó a cabo en la última parte del siglo XVIII y a inicios del siglo XIX. Este pronunciamiento artístico surgió como una reacción revolucionaria en contra del arte neoclásico, la ilustración y el racionalismo.

La mayoría de románticos se afianzaron en las pasiones e ideales que eran motivados por su propio sentir como individuo. Pero primordialmente, la intención fundamental era expresar sus deseos mediante obras impulsadas por sus sentimientos. 

Etimológicamente, se dice que el nombre «Romanticismo» guarda relación con el término francés romantique (novelesco), y se hace dicha referencia debido a la gran cantidad de actores que le imprimían una descarga notoria de pasión en sus obras. 

Origen del Romanticismo

A finales del siglo XVIII surgió una expresión social que tiene su origen en Alemania y Reino Unido, el cual fue conocido y nombrado como «Romanticismo»

Pintura histórica romántica
«La Libertad guiando al pueblo» de Eugène Delacroix.

Pero, ¿Por qué se le conoce de esta manera? El romanticismo no es más que la expresión liberal del pensamiento en contra de movimientos anteriores, como lo fueron la Ilustración y el Neoclasicismo.

El romanticismo causó tanto auge para la época, que fue el primer movimiento en propagarse por toda Europa, generando un profundo sentimiento patriota en estas naciones. De tal forma, logró alcanzar tierras Americanas transformando la visión de los pueblos y guiándolos a luchar por su independencia.  

Características del Romanticismo

Para entender de mejor manera los pensamientos románticos, es importante destacar las características más relevantes de dicho movimiento. Por ello, he recopilado los puntos más extraordinarios que te harán comprender a plenitud el pensar de estos apasionados antaños. 

Desarrollo de la Autonomía

El romanticismo toma gran parte de sus pensamientos en los ideales basados en la libertad y la igualdad. Por ello, le otorga prioridad al «Yo» y a la personalidad de cada ser propiamente como individuo, logrando desarrollar un nuevo pensamiento intransferible, olvidando por completo la autocracia ilustrada que lo precedía.

Aislamiento

La mayoría de románticos tenían la creencia de que la mejor manera de escapar de la realidad era recluirse en la soledad. De esta manera, aseguraban sentir como la libertad los arropaba y les daba el poder de expresar su originalidad. 

Melancolía

La melancolía es un punto considerable de este tan delicado y sublime movimiento, puesto que en este punto mencionamos de manera sensible, las añoranzas de las viejas épocas. Los románicos se sumergían en la ilusión de vivir en los paraísos perdidos, ideales de cómo debían ser las naciones. 

De aquí surge la necesidad de querer reconectarse con todo aquello que daban por extraviados. Muchos personajes partícipes de este movimiento, motivados por la melancolía y sus visiones de infantes, decidieron incursionar en nuevos paraísos, para buscar un refugio natural. 

Esencia, sensibilidad e ingenio

El romántico, además de tener un pensamiento individual, preponderaba los ideales de la intuición, lo sentimental y el instinto, dejando apartado por completo la razón, sumergiéndose en el sentir puro de sus deseos emocionales. 

Además, debido a su constante melancolía, y deseo por lo longevo, el amor por la naturaleza se vuelve su principal razón de fuerza en contra de cualquier deseo humano, revelándose como un rebelde por excelencia. 

Creatividad

Para los románticos los artistas no se forman con educación o práctica. Si no que, nacen para serlo. Debido a dicho pensamiento, buscaban que cada ser lograra hallar su propia motivación, para así mostrar su personalidad original en cada una de sus obras y olvidarse de la tradición que dejó el clasismo. 

Contumacia artística 

En este punto podemos afianzar un poco más el sentido de la expresión alejado de lo tradicional. ¿Qué quiero decir con esto? La contumacia artística pretendía mostrar el ingenio de los románticos, y desafiar la capacidad de esnobismo para crear nuevas manifestaciones que rechazan rotundamente los modismos clásicos. 

Por ello, aquí nacen las obras inconclusas, los poemas de versos libres, las obras teatrales le dieron la bienvenida a géneros un poco más medievales, y la música da paso a la improvisación. 

Literatura del Romanticismo

La literatura en el romanticismo fue uno de sus recursos más importantes. Ya que, por medio de sus obras escritas, inculcan sus sentimientos e ideales, logrando conectar con una gran masa. Además, les brindaron fortaleza a ciertos idiomas regionales como el gallego, la gaélica, el escocés, la provenzal, la vasca, la catalana y muchas otras más. 

La literatura en el romanticismo tomó fuerza principalmente en los géneros de la lírica y lo dramático. Tomó del neoclasicismo temas que abarcan lo extravagante y lo exótico. Por otra parte, fue justo en esta época donde la literatura rompe por completo los esquemas de las estructuras académicas, y clásicas.

Pintura romántica de Henry Wallis
«La muerte de Chatterton» de Henry Wallis.

Justo en ese entonces, esta característica del romanticismo da paso a los nuevos bosquejos de la literatura, donde vemos el desarrollo abismal de nuevos formatos y géneros como lo fueron las novelas góticas o históricas. 

Existieron muchos medios que proporcionaron altavoces para la generación que estaba viviendo este movimiento. Un ejemplo claro de ello fue el teatro. Ya que, es donde vemos la mayor influencia hacia las masas logrando envolverlos en los temas liberales, independentistas, guiados por sus emociones más puras. 

Pintura y Escultura en el Romanticismo

En el movimiento romántico las artes plásticas tomaron un rol muy importante. Ya que, en ellas se evidenciaron notorios momentos históricos, múltiples luchas sociales y políticas de la época, iniciando por la revolución francesa.

Pintura en el Romanticismo

La pintura romántica tiene como uno de sus temas principales la idea de defender el juicio y los sentimientos por medio de sus obras. En la pintura se empieza a evidenciar la presencia de exotismos, en particular la de civilizaciones árabes y aquí es donde entra en juego el orientalismo en el movimiento.

En la mayoría de cuadros románticos se observa la presencia de dioses nórdicos, deslizando a un lado a los dioses griegos. Estas obras estaban llenas de realismos, por lo que la ropa, los personajes y la ambientación debían estar acorde con la época del cuadro.

Por otro lado, el romanticismo a través de la pintura buscaba rescatar el legado de la época medieval, y manifestar a plenitud las emociones como el sufrimiento, logrando transmitir ese sentir en cada pincelada. 

Escultura en el Romanticismo

En el periodo romántico la presencia de la escultura no fue tan imponente como lo fue la pintura o la música. Sin embargo, es cierto que con el paso del tiempo, a principios del movimiento, se fueron introduciendo aspectos propios de dicho estilo.

Del mismo modo que en la pintura, la escultura buscaba defender los ideales de la libertad, la independencia y los derechos sociales.

Su obra más importante es conocida como «La Marsellesa» la cual es considerada como una escultura que expresa emociones efusivas como «El grito de guerra» o «La libertad en mano del pueblo» dicha obra fue realizada tan detalladamente que se puede visualizar rasgos puntuales, y realistas. 

Escultura romántica la marsellsa
«La Marsellesa» de François Rude.

¡Expresiones, y más expresiones! Sufrimiento, angustia, agonía, dolor, llanto, son las principales emociones que veremos reflejadas en sus esculturas. Rasgos faciales que te transmiten ese sentir, te transportan de tal manera, que puedes palpar y vivir ese momento. 

Romanticismo Musical

El romanticismo musical comenzó de la mano de personajes como Ludwig van Beethoven, Carl María von Weber, Fran Schubert, lo cuales tenían la idea de mostrar sus sentimientos por medio de sus interpretaciones musicales, logrando transportar a sus oyentes a mundos fantasiosos por medio de sus tonadas fascinantes 

Entre los elementos más particulares que tomaron fuerza, se encuentra la música programática y el cromatismo.

Más adelante en el romanticismo musical apareció un intérprete que lo llevó a su punto más alto, fue Richard Wagner, haciendo una fusión entre la historia y la filosofía donde destacan grandes obras como lo son el «Anillo del Nibelungo» o «El Holandés Errante».

Ya a principios del siglo XX el este movimiento musical dejó de tener fuerzas y el Impresionismo tomó su lugar como predominante.

Arquitectura durante el Romanticismo

La arquitectura romántica tiene como propósito oponerse a la arquitectura neoclásica que lo precedía. Sus inicios se encuentran en Inglaterra donde querían rescatar los aspectos más importantes de la arquitectura oriental y medieval. Además, querían otorgar aspectos exóticos en sus diseños.

El romanticismo en la arquitectura rescató un poco viejos estilos como lo fueron los movimientos neo romanos, neo barrocos, neogóticos. Pero, inyectando la autenticidad y los aspectos artísticos realistas de la época. 

Entre las características más impactantes de este movimiento romántico, podemos mencionar la inspiración tomada de la cultura cristiana del medievo, enfocándose principalmente en los aspectos románicos, y bizantinos. Por otro lado, se rompe el lazo con las estructuras clasistas y se da inicio a las expresiones de creatividad e ingenio. 

La naturaleza también tiene un protagonismo muy notorio, siendo también una fuente de iluminación para los artistas de la época, que determinaban los espacios como una fortaleza y el epicentro de lo hermoso, sobrepasando al hombre, proclamándose como la inmensidad, y el principio del Todo.  

Contexto Histórico del Romanticismo

El Romanticismo nace como una nueva forma de entender el mundo por medio de un conocimiento irracional. De esta manera, se logra comprender el universo que nos rodea. Este nuevo concepto se creó como una medida en contra del raciocinio tradicional que dejó el siglo XIX. 

Otro importante aspecto que surge del romanticismo es el sentimiento nacionalista que este sembró en los pueblos. Como ejemplo de esto, podemos mencionar ciertos movimientos patriotas españoles como lo fueron «Sin Salir de España» la «Renaixença catalana» y el «Rexurdimento» que defendían la recuperación cultural de sus pueblos.

Los cambios acelerados producidos por el romanticismo, produjeron un choque en la sociedad incentivando la exploración a nuevas tierras, culturas, y pensamientos, dejando a un lado los aspectos tradicionales, y convencionales de la época. 

El Impacto del «Buen Salvaje»

Justo en el periodo del Prerromanticismo, el escritor y filósofo Suizo Jean-Jacques Rousseau, originó uno de los mitos más notables en lo que filosofía política se refiere. Este fue conocido como «El Buen Salvaje» e influenció mucho en el movimiento romántico suscitado posteriormente.

Este mito tiene como principal objetivo describir la naturaleza común del estado y no con el propósito de definir el comportamiento tribal.

Rousseau explica por medio de este mito que él el hombre nace moralmente bueno, pero que la sociedad nos corrompe con el propósito de hacernos entrar en su mundo. Acciones como la injusticia y la corrupción son males de la sociedad, según el filósofo.

Este mito fue admirado por una gran parte de actores importantes del romanticismo, e influyó en pensamientos libertarios e independentistas.

La Influencia del nacionalismo

El nacionalismo es uno de los rasgos más notorios del Romanticismo, ya que este fue la razón principal de la lucha de este movimiento en contra de lo que fue la Ilustración como medio único conocedor de la verdad.

El nacionalismo romántico entra en juego por filósofos como Rousseau y por ideas de Johann Gottfried von Herder. Estos ideales mostraban el orgullo cultural, de raza, lengua y religión que eran mostrados en las obras de los diversos representantes del movimiento.

El nacionalismo fue un acto fundamental en el Romanticismo. Ya que, este logró influenciar a múltiples autores en diversos géneros de dicho movimiento.

La aparición del Sturn und Drang

Ha mediado de los años 1770 – 1785 empieza a nacer un movimiento prerromántico alemán denominado como Sturn und Drang, traducido como «Tormenta e ímpetu» que tenía como propósito ser una reacción contraria a la Ilustración.

Pintura romántica de Caspar David Friedrich
«El caminante sobre el mar de nubes» de Caspar David Friedrich.

 El Sturn und Drang más que todo fue un movimiento juvenil alemán y uno de sus principales autores es el escritor Johann Wolfgang van Goethe, quien fue uno de los principales autores del romanticismo.

Este movimiento literario se manifestó principalmente en la música y en las artes visuales. Con la llegada del Sturn und Drang empezamos a notar la libertad de expresión, el individualismo yendo en contra del racionalismo presente en los movimientos vistos en la estética y el racionalismo ilustrado.

El arte como vocación

En el Romanticismo el arte fue uno de los medios más importantes para mostrar el sentir individual de cada uno de los artistas, donde se podía mostrar los deseos, sentimientos y fantasías que poseían cada uno de ellos.

Esta expresión social también sirvió para cambiar las viejas costumbres que dejó el neoclasicismo como movimiento cultural. Estas costumbres dejan de lado al racionalismo y dan rienda libre a cualquier tipo de pensamiento.

El romanticismo tiene como creencia que los artistas nacen y encuentran su motivación por medio de los sentimientos como la revolución y la libertad. Debido a los problemas sociales y políticos de aquel momento, este movimiento tomó un papel valioso siendo quien representa la forma de luchar de estos pueblos.

El arte para esta época era considerado como la nueva manera de expresar la sensibilidad del ser humano. Además, los artistas mediante el novedoso pensamiento comenzaron a cambiar de profesión, viendo el arte como una vocación, y desvinculandose de la obligación que tenían con sus «patronos»’.

El matiz del arte en el romanticismo

El arte en el romanticismo cumple con ciertos aspectos puntuales que resaltan la belleza de este movimiento. Por otra parte, vemos la fuerte influencia que representa lo imprescindible de la estética, donde encontramos obras muy bien desarrolladas con características demarcadas, y nuevos aspectos abstractos, o inconclusos. 

A su vez denotamos la importancia del impresionismo en las expresiones artísticas, cuyo aspecto nace en Francia, y resalta la iluminación en las obras como una sugerencia para alcanzar la belleza y el equilibrio dentro de las pinturas. 

El surrealismo también lo encontramos en el arte del romanticismo, que señala la expresión del subconsciente mediante los medios de comunicación como la pintura, la música, el teatro, el cine, entre otros.

La narrativa de las obras juega un papel crucial. Pero, ¿Cómo funciona este factor en el movimiento artístico? La acción de narrar se basaba en expresar hechos concisos fundamentados en emociones fuertes, como la vida, la muerte, el amor, el abandono, la cólera, la tristeza, y la soledad. 

Estos sentimientos y emociones eran considerados como el verdadero sentir del ser humano, donde se demostraba la naturaleza del individuo. En este mismo orden de ideas, mediante la expresión se buscaba refutar y desafiar constantemente las tradiciones, los pensamientos racionales, y las reglas impuestas por la sociedad. 

El romanticismo en Hispanoamérica

Como hemos mencionado anteriormente, el romanticismo fue un movimiento que inició en Europa, bajo el concepto de la liberación del pensamiento. Esta exteriorización tuvo gran auge y alcance logrando traspasar a tierras hispanohablantes, motivando a los líderes de la época a luchar contra el régimen impuesto por la sociedad.

Entre las fechas de 1808 – 1821 se puso en marcha la guerra de la independencia Española y es lo que también se conoce como el principio del romanticismo hispanoamericano. Este movimiento trajo como consecuencia el desequilibrio absoluto de la política. Además, los fuertes conflictos civiles entre los caudillos y déspotas que en la actualidad marcaron la historia.  

Para ese entonces, el romanticismo pasa a ser la herramienta ideal para la mediación y consolidación entre diferentes nacionales, afianzándose de igual modo el pensamiento liberal con el que el hombre americano se sentía identificado. 

Un fuerte vínculo con la literatura

Entre las obras románticas hispanoamericanas, observamos un fuerte vínculo con la literatura, donde el hombre buscaba expresar sus emociones, básicamente inspirados por los acontecimientos en la guerra. Por ello, encontramos poemas, novelas, y relatos, donde se expresa el sosiego, la decepción, la melancolía y la sensibilidad vivida en la época.

Por otra parte, también hallaremos poemas que son un grito hacia la libertad y el anhelo que tenía el hombre por liberarse de las cadenas, y correr hacia la naturaleza que idealizaban donde podían expresar sus emociones sin ataduras. 

Principales Representantes del Romanticismo

El romanticismo tiene una gran cantidad de autores que predominaron en dicho movimiento dejando grandes aportes en sus géneros, conoce quienes son estos protagonistas:

  • Victor Hugo: Fue un poeta, dramaturgo, novelista, crítico y pintor francés. Es uno de los exponentes literarios de todo el romanticismo y es considerado como los más grandes autores de la literatura francesa.
  • Edgar Allan Poe: Este fue un famoso escritor, poeta, crítico y periodista estadounidense. Es popular por figurar como un maestro en la categoría de relatos cortos y ser el creador del género policial. Su especialidad son los relatos de terror y misterio. Sus obras más insignes son El Cuervo y El Gato Negro.
  • Johann Wolfgang van Goethe: Fue un famoso novelista, poeta, dramaturgo, escritor y naturalista alemán. Fue uno de los principales actores literarios del Romanticismo y el principal precursor del Sturm und Drang.
  • Ludwig van Beethoven: Fue un compositor de orquesta y profesor de piano alemán. Este importante intérprete influyó en el mundo de la música y el arte, sus obras datan desde el clasicismo, pero sus actuaciones principales marcan los inicios del romanticismo.
  • Richard Wagner: Este fue un famoso compositor, poeta, ensayista, director de orquesta, teórico musical y dramaturgo alemán. Este famoso músico aportó el cambio de perspectiva en las composiciones musicales que se puede evidenciar en obras como El Anillo del Nibelungo o la Valquiria.
  • Pyotr Ilyich Tchaikovsky: Fue un valioso compositor ruso que formó parte del movimiento del romanticismo musical. Este relevante actor creó obras como lo fueron la Bella Durmiente, El Lago de los Cisnes y Serenada.
  • Francisco Goya: Este fue uno de los más cruciales pintores de la época del romanticismo. Este exponente realizó obras en caballete, grabadas, murales y dibujos. Entre sus trabajos más insignes hallamos su pintura «Saturno devorando a su Hijo» y «La Familia de Carlos IV». 
  • Eugene Delacroix: Fue un fundamental pintor y litógrafo francés del movimiento romántico. Este artista fue tachado de neo clasicista, pero sus obras como «La Libertad Guiando al Pueblo» y «La Matanza de Quíos» lo hicieron muy criticado en las galerías donde exponía sus trabajos.
  • Caspar David Friedrich: Fue un famoso pintor paisajista alemán del periodo romántico y romántico alemán. Posee muchas obras de arte que son consideradas de las más sobresalientes de su generación, entre las que figuran «El Caminante sobre el mar de nubes» y el «Monje en la orilla del mar».
Redactora de culturary Bárbara mendoza

Autora: Bárbara Mendoza

Especialista en medios audiovisuales con amplia experiencia en trabajos de investigación y producción. Apasionada por los medios y técnicas de comunicación. Más sobre Bárbara.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo