El Arte Cinético

Inicio / Movimientos artísticos / Arte Cinético

El Arte Cinético fue una corriente artística. Esta expresión se adoptó oficialmente en la década de los 50, aunque su comienzo tuvo lugar muchos años atrás entre los años de 1912 y 1920. En este arte las obras dan la impresión de estar en movimiento gracias al uso de técnicas y de diversos recursos visuales, lo que capta de inmediato la atención del espectador.

Existen diversos tipos de arte cinético, como el estable, el penetrable y el movible. Sin embargo, aunque te hemos comentado lo más básico de este movimiento, existen muchos otros aspectos en cuanto a su desarrollo, obras y origen que debes conocer y que te mencionaremos a continuación. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el arte cinético?

El arte cinético o cinetismo es una corriente artística en el que las obras tienen, por decirlo de alguna manera, movimiento. Quizá tú te preguntes, ¿cómo es esto posible? Pues gracias a diversas técnicas y recursos de la pintura. Literalmente las obras no se mueven, pero dan la impresión que lo hacen, algunas de ellas necesitan de ciertos elementos como el agua, la luz o el viento para lograrlo.

Esfera de Jesús Soto
«Esfera Caracas» de Jesús Rafael Soto, 1996.

En la actualidad, el arte cinético es un término que se emplea para hacer referencia a las esculturas tridimensionales y a aquellas figuras que se mueven de forma natural o que necesitan ser operadas por máquinas para hacerlo. Del cinetismo se ramifican varios tipos de arte cinético, entre los que podemos mencionar están los siguientes:

  • Arte cinético estable: son obras que se encuentran fijas en un lugar y que necesitan ser rodeadas por el espectador para que este perciba su movimiento.
  • Arte cinético movible: las obras de este tipo producen un movimiento que es real, lo que permite que su estructura cambia constantemente y se vayan derivando de estas obras distintas.
  • Arte cinético penetrable: son obras ensamblables en las que el espectador debe penetrar para lograr que se produzca en movimiento. 

Características del arte cinético

El cinetismo va más allá de la ilusión de movimiento y eso lo convierte en un estilo muy llamativo y que genera muchas expectativas. Se caracteriza por tener varias singularidades que a continuación te vamos a comentar.

Movimiento, el principio básico

Las imágenes de arte cinético no nos piden que hagamos uso de la imaginación, como pasaba en el caso de las obras de la corriente futurista y constructivista. En las obras cinéticas se utiliza la percepción material y sensorial, percibiendo el movimiento de manera física real, óptica y el movimiento físico que tiene el espectador. 

Capacidad de transformarse 

Al ser el movimiento el principio básico del cinetismo la obra se puede percibir con una realidad que se transforma. Esto se logra gracias a algún mecanismo interno, a la acción de los fenómenos naturales del ambiente como la luz, el viento y también por la participación del observador.  

La luz y el espacio son la materia de la creación plástica

El arte cinético es capaz de percibir elementos como el espacio y la luz y convertirlos en materia plástica. La inmaterialidad que aparenta tener el espacio vacío se presta para crear o dar un efecto de movimiento, de igual manera pasa con la luz y los reflejos que influyen sobre la obra, de tal manera que esta se puede modificar de manera constante.     

Origen del arte cinético 

La expresión «Arte cinético» se adoptó en el año de 1954 para denominar las obras artísticas que tenían movimiento gracias al viento, al observador o un mecanismo. Sin embargo, el cinetismo en sí había nacido mucho antes, tuvo sus orígenes en el impresionismo, el cual se dio a finales del siglo XIX. 

Los artistas del impresionismo experimentaron con la agudización del movimiento de las diversas figuras humanas que plasmaron en lienzo. Algún tiempo más tarde, a principios de siglo XX, específicamente en el año 1912, muchos de los artistas que pertenecían a otras corrientes experimentaron con producciones del cinetismo.  

Ya para la segunda década del siglo XX se habían hecho muchas contribuciones a este movimiento. Y para la década de los 50 y 60 se habían creado varias obras que tenían la influencia del ambiente tecnológico que se respiraba en la época como móviles, así como también novedosas esculturas y formas.     

Contexto histórico del arte cinético 

Después de haber hablado sobre el origen del arte cinético, es posible que te preguntes ¿qué estaba pasando en el mundo durante el desarrollo de este movimiento artístico? Pues respondamos esa pregunta. A continuación, te mencionaremos dos períodos importantes en la historia que coincidieron con el crecimiento del cinetismo.

El período posguerra y el cinetismo como tendencia 

En el año 1920 la corriente artística del cinetismo empezó a tomar forma. Sin embargo, este fue un período duro para toda la humanidad, ya que debido a los conflictos bélicos que habían tenido lugar dos años atrás, las personas de todo el mundo se mostraron decepcionadas e insatisfechas.

Todo este descontento repercutió, por así decirlo, al arte en general. El artista se encontraba un tanto indeciso sobre cómo era la mejor manera de representar al mundo de esa época. En ese momento el arte pasó de ser belleza a crítico de la sociedad, así que el arte cinético se vio obligado a adaptarse un poco a esta realidad. 

Las nuevas tecnologías y el arte cinético 

Con la llegada de las nuevas tecnologías de la década de los 50 y los 60, la visión de los artistas se vio inclinada a favorecer, o, por el contrario, desfavorecer, la manera en como las máquinas se estaban apoderando del mundo. Así que emergieron varias tendencias con la intención de demostrar dicha visión.

El arte cinético fue un movimiento que tomó un poco de cada visión. La intención era que las obras del cinetismo llegaran a representar una idea social, que satisficiera por igual a los espectadores con puntos de vista diferentes.    

Artistas del arte cinético y sus obras 

Muchos son los nombres que hicieron del arte cinético un estilo tan elevado. Entre los artistas más destacados podemos mencionar los siguientes:

Édouard Manet

Un artista con un estilo muy propio, los contornos que lograban profundidad en la pintura, en algunas de sus obras aplicaba colores borrosos y nebulosos que transmitían al espectador la idea de que se estaba viviendo un momento fugaz. Entre las obras del arte cinético que este artista elaboró podemos mencionar “Le Ballet Espagnol” de 1862.

Claude Monet

Este artista tenía un estilo muy particular, ya que basaba su propia interpretación artística en un efecto retiniano directo para así crear la sensación de movimiento y variación en su arte. Entre los ejemplos del arte cinético que este artista produjo se encuentra la obra “El barco del estudio” de 1876. Otros de los artistas del arte cinético fueron los siguientes:

  • Yaacov Agam.
  • Victor Vasarely.
  • László Moholí-Nagy.
  • Jo Andres.
  • David Ascalon.
  • Daniel Buren.
  • Alexander Calder.
  • Carlos Cruz-Díez.
  • Mark di Suvero.
  • Arthur Ganson.

Autora: Gabriela Torres

Especialista en artes, literatura e historia cultural. Diplomado en Producción Audiovisual. Aficionada al teatro y a la literatura, con un grandísimo amor por el análisis y la interpretación de obras de arte. Más sobre Gabriela.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo