El Dadaísmo

Inicio / Movimientos artísticos / Dadaísmo

El Dadaísmo es movimiento artístico que surgió en el año 1916, caracterizándose por ser un estilo controversial que usaba la espontaneidad e improvisación como el único medio de expresión. La sociedad, al encontrarse en una etapa donde la libertad era escasa, el dadaísmo llego como una alternativa liberadora. ¿Quieres conocer más sobre este movimiento? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Dadaísmo?

Es un movimiento artístico y filosófico que parte de lo espontáneo e irracional, dejando de lado lo que se creía que era lógico. Se considera que fue uno de los movimientos más relevantes debido al impulso que hizo que tomara la sociedad a la hora de expresarse libremente por medio de las bellas artes.

Durante sus inicios, era conocido como el anti arte, debido a sus inusuales propuestas artísticas, las cuales eran realizadas con técnicas poco convencionales.

¿Qué significa el término dadaísmo?

Su nombre es de origen francés y proviene de la palabra dadaísme. Esta palabra está compuesta por el sufijo “isme” sobre la palabra “dada”, la cual es usada para referirse a un juguete formado por un palo y una cabeza de caballo en la punta. Sí, así como lees. Esta palabra fue escogida al azar por el poeta rumano Tristán Tzara para denominar este movimiento.

Características del Dadaísmo

Al ser un estilo tan definido que tenía bien establecidas sus bases principales, cuenta con varias características que hicieron posible los cambios que logro en la sociedad. Estas características son las siguientes:

  • Movimiento vanguardista y de protesta.
  • Sus ideales se basan en la espontaneidad e improvisación.
  • Buscan el caos y el desorden.
  • El contenido dadaísta era ilógico, carecía de sentido alguno.
  • Su carácter era destructivo, imponente, irónico, agresivo y pesimista.
  • Se regía por el nihilismo, una doctrina filosófica que proclama que, al final, todo se reduce a nada, por lo que nada tiene sentido.
  • También seguían el anarquismo, buscando la emancipación del hombre de todo tipo de organización jerárquica.
  • Rechazaban al cien por ciento los valores burgueses, el nacionalismo y el materialismo.
  • Críticas al capitalismo y el consumismo.

Origen del Dadaísmo

El movimiento dadaísta fue fundado por Tristan Tzara, junto a otros artistas como lo fueron Hugo Ball y Hans Arp. Este surge en 1916, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, en un café de la ciudad de Zúrich, Europa.

El dadaísmo
«Póster del Matinée Dadá», enero de 1923.

En este espacio estaba permitido recitar poemas y hacer presentaciones en vivo, lo que llamó la atención de los cantantes. Debido a esto, se convirtió en una especie de refugio después de que estallara la guerra.

La ciudad se volvió famosa, por lo que reunía una gran variedad de personas de diferentes escuelas, como el expresionismo alemán, el cubismo francés y el futurismo italiano. Al contrario de lo que piensan muchas personas, el dadaísmo no surgió como un movimiento rebelde, sino que apareció con el fin de cuestionar el concepto que existía de arte en la época de la Guerra.

Historia del Dadaísmo

Hugo Ball, uno de los creadores de este movimiento, era director de teatro y, junto a su esposa, decidieron crear un café literario en donde pudieran estar todos los artistas que habían sido exiliados. Y así fue que, el 1 de febrero del año 1916 se inauguró el Cabaret Voltaire, lugar donde Tristán y otros artistas se reunieron para formar al dadaísmo. ¿Quieres conocer cómo se terminó de desarrollar este movimiento? ¡Aquí te dejamos su historia!

La revista dadaísta 391
 «Flamenca, 391» creada por Francisco Picabia, 1 de marzo de 1917.

El dadaísmo: sus seguidores

Los practicantes del dadaísmo cuestionan a todos los demás movimientos artísticos, literarios o poéticos, hasta cuestionan el mismo dadaísmo, proponiendo una vida libre en donde solo quepa la espontaneidad.

El arte dadaísta se apreció por primera vez en obras como “el desnudo descendiendo una escalera” de Duchamp o en las pinturas de Man Ray, las cuales hicieron que se creara la primera revisa dadaísta llamada “391”. En esta revista se exponían las ideas innovadoras y revolucionarias que trajo consigo este movimiento. Puedes ver la portada de esta famosa revista en la imagen que te dejamos arriba.

Difusión del dadaísmo

La primera celebración del movimiento dadaísta se llevó a cabo el 5 de febrero de 1916 en el Cabaret Voltaire. Esta consistió en una presentación música rusa, música negra y exposiciones de arte. Fue tanto su éxito que en 1917 se inauguró la Galería Dadá y Tristán Tzara comenzó a difundirla.

El dadaísmo fue tomado como una rebelión en donde se catalogó como un movimiento antiartístico, el cual pretendía romper todos los sistemas y códigos establecidos en el mundo del arte. En busca de lograr sus objetivos, no paso mucho tiempo hasta que empezó a expandirse a las ciudades de Barcelona, Berlín, Colonia, Nueva York y París.

El escándalo del dadaísmo

La verdad es que el dadaísmo fue un movimiento bastante escandaloso que coloco a más de una figura de autoridad en alerta. Se publicaban afirmaciones sobre los practicantes del dadaísmo del siguiente estilo:

«Nunca antes un grupo de decadentes, desprovistos de todo saber y toda voluntad, ha tenido el coraje de mostrarse al público como lo hacen estos dadaístas».

—Sociedad Burguesa.

En el año 1919, al haber finalizado la Primera Guerra Mundial, el movimiento dadaísta se trasladó a París, donde obtuvo su punto máximo de popularidad antes de llegar a sus últimos días. El dadaísmo fue desgastándose debido a las nuevas ideas que estaban surgiendo, como las de André Bretón, el cual se inspiró en este movimiento para crear el que sería su sucesor, el famoso Surrealismo.

Influencia del Dadaísmo en las bellas artes

Este movimiento artístico influyo en tres bellas artes principales, la literatura, pintura y escultura, dejando su huella bien marcada, tanto, que esta se mantiene hasta la actualidad. ¡Conozcamos los avances que trajo a la evolución de estas artes!

El dadaísmo en la literatura

Los artistas dadaístas utilizaban las palabras de forma aleatoria, por este motivo era común encontrar falta de lógica en sus escritos. De hecho, las recomendaciones de Tzara para armar un buen poema eran las siguientes:

  1. Recortar palabras de un artículo de periódico.
  2. Colocarlas en una bolsa y mezclarlas.
  3. Después, ir copiando las que te hayan aparecido e ir armando un poema con estas.

Aunque este procedimiento suene a juego de niños, la realidad es que este método representaba la creación de los poemas dadaístas. Las características principales de las obras literarias dadaístas, son:

  • Los manifiestos se publicaron empleando distintos tipos de letra, se mezclaban variando la intensidad de los caracteres, así como también sus tamaños.
  • Los dadaístas lograron captar rápidamente la atención de los lectores.
  • La agresividad impregna cuantos textos realizan los dadaístas.
  • El trasfondo de la literatura dadaísta siempre es revolucionario.

Pintura dadaísta

Es un tipo de pintura anárquica e iconoclastia, es decir, se presentó como la deliberada destrucción de la cultura que había hasta el momento, oponiéndose a todo lo que se entendía por correcto y lógico en la época.

Las obras dadaístas eran totalmente irracionales e incoherentes, la ausencia de las reglas artísticas hizo que este movimiento se convirtiera en uno de los más radicales en la historia del arte. Sin embargo, nadie puede negar que su aporte a la pintura fue una pieza importante para que el arte pudiese ser tan libre como lo es hoy.

Escultura dadaísta

Finalmente, tenemos su influencia en la escultura, la cual fue considerada como un escándalo para muchas personas. La escultura dadaísta era una manifestación en contra de la razón, la belleza y las leyes. Emplearon materiales inusuales para su realización y se caracterizó por ser una burla hacia los valores burgueses, creando una clara provocación.

Lo que buscaba lograr la escultura dadaísta era causar una reacción en cada persona que apreciara una de sus obras, dejando de lado el trasfondo que pudiera tener realmente esta. Es el autor quien decide donde estará su obra y si esta es considera como arte o no.

Creación de nuevas técnicas artísticas

Con respecto a las artes plásticas, el dadaísmo trajo varios avances, generando nuevas técnicas que fueron evolucionando con el tiempo. Por ejemplo, tenemos la técnica del fotomontaje y ready-made.

La historia del fotomontaje
«ABCD 1920s», Raoul Hausmann.

El fotomontaje fue una de las principales técnicas creadas por los dadaístas. Esta consistía en poner diversos fragmentos de fotografías, uno sobre otro, para originar una obra nueva. Puedes apreciar un ejemplo de esta técnica en la imagen que te dejamos arriba.

Ahora, la técnica ready-made, que se traduce como objeto encontrado u objeto confeccionado, era una técnica que se basaba en que el artista tomara un objeto, le realizara ciertas modificaciones y cambiara el contexto de su aparición, insertándolo en el campo del arte. Es decir, se trata de tomar un objeto que no sería considerado como artístico y convertirlo en una obra de arte.

Aportes del dadaísmo en la actualidad

El aporte eterno que nos dejó el dadaísmo es el cuestionamiento. ¿Qué es realmente arte? ¿Por qué se hacen las cosas como se hacen? Podemos ver reflejada esta forma de persona en las palabras de uno de los representantes del dadaísmo:

«Por supuesto, habrá siempre los que miran solamente la técnica, que pidan el «cómo», mientras que otros de una naturaleza más curiosa se preguntarán «por qué”»

—Man Ray.

También hay que destacar que, aunque fueron pocas las nuevas técnicas que se desarrollaron en este movimiento, el fotomontaje (lo cual nunca había sudo aplicado) y el ready-made dieron paso a la creación de miles de técnicas en el campo del diseño gráfico, la publicidad y, por supuesto, de las artes plásticas.

Representantes del dadaísmo

Es importante conocer quien estuvo detrás de los principales acontecimientos que se llevaron a cabo para impulsar y desarrollar el movimiento dadaísta. Lograr contradecir lo que las personas de la alta sociedad daban por sentado no debió de haber sido una tarea fácil, y es por eso que te queremos presentar a los principales representantes de este movimiento revolucionario.

Representantes del dadaísmo
«Retrato de Tristan Tzara», por Robert Delaunay.
  • Jean Arp (1887 – 1996): Escultor, pintor y poeta. Este elevó el dadaísmo y se unió al surrealismo años más tarde. Desarrollo un estilo de arte propio, el cual se denotó como biomorfismo.
  • Hugo Ball (1866 – 1927): Autor y poeta alemán. Hugo es una de las personas a las que se otorga el bautizo del movimiento, supuestamente por la elección al azar de la palabra Dadá en un diccionario francés.
  • Tristan Tzara (1896 – 1963): Tristán escribió los primeros textos dadaístas que existieron, estos fueron: Le première Aventure celeste de Monsieur Antripyrine y Ving cinq poème. Fue una de las figuras más influyentes en este movimiento, apoyándolo hasta el final de sus días.
  • Marcel Duchamp (1887 – 1968): Fue artista y ajedrecista francés. Su enfoque hacia el arte buscaba cuestionar la noción misma de por qué este existe. Además, era una de las figuras más admiradas de la época.
  • Man Ray (1890 – 1976): Pintor y fotógrafo de Norteamérica. En sus obras podemos ver que destacan las rayografías, es decir, fotografías intervenidas por medio de la utilización de objetos sobre el papel fotográfico diluido.  
  • Hans Ritcher (1888 – 1976): Cineasta y artista de origen alemán. A pesar de que este fue uno de los fundadores del movimiento dadá como pintor, también se incursionó en el mundo de la cinematografía. Logro relacionar la pintura con la poesía y fue muy reconocido por una obra en especial, Rhythmus 21.
  • Kurt Schwritter (1887 – 1948): fue un artista alemán, escultor y poeta. Uno de los principales protagonistas en el movimiento dadá. Sus collages ensamblados, que él denominó como Merz, fueron sus aportaciones más importantes al movimiento por utilizar material de desecho.

Frases célebres que dejo el dadaísmo

Este movimiento artístico nos dejó muchas frases que eran incoherentes en su momento, pero también aportó muchas otras que esconden grandes reflexiones. Si quieres analizarlas, acá te dejamos algunas de las más famosas.

«No comprenderás, pero escucha, el dolor no me lo puedo llorar en un pañuelo»

—Tristán Tzara

«Nos hacen falta obras fuertes, rectas, precisas e incomprendidas para siempre»

—Tristán Tzara.

«Frágiles desolaciones aspiradas por la muerte, más allá de las torpes persecuciones del tiempo, la tempestad se deleitaba ante su fin tan próximo»

—Tristán Tzara.

«El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas.

—Marcel Duchamp.

«En un momento dado, comprendí que no hacía falta cargar la vida con un peso excesivo… Y, afortunadamente, lo comprendí bastante pronto»

—Marcel Duchamp.

«La catedral es un corazón. La torre, un brote. ¿Han contado los escalones que llevan a la plataforma? Cada noche son más numerosos. Se multiplican»

—Jean Arp.

«La tierra se cubrió de lágrimas de gozo. El día se despertó en una mano de cristal»

—Jean Arp.

«Solo cuando no me queda nada que cambiar, busco lo que quiere decir, y le doy nombre»

—Jean Arp.

«Los trucos de hoy son las verdades de mañana»

—Man Ray.

«Si pudiéramos desterrar la palabra serio de nuestro vocabulario, muchas cosas se arreglarían»

—Man Ray.

«Desprenderse del yo como de un abrigo agujereado. Lo que no se puede conservar hay que dejarlo caer»

—Hugo Ball.

«El dadaísta lucha contra la agonía y el delirio de muerte de esta época»

—Hugo Ball.

«Un juego con problemas graves. Este es el arte»

—Kurt Schwitters.

Las mejores obras del dadaísmo

En cada movimiento artístico hay ciertas obras que marcan a la época hasta tal punto de crear una manera diferente de ver la vida. El dadaísmo fue uno de los movimientos que más logró crear impacto en la sociedad, es por esto que es importante que conozcas algunas de sus obras más polémicas.

Obras artísticas dadaístas

El arte dadaísta, sin duda alguna, fueron parte de las obras que más han dado de que hablar en la historia del arte. No por nada era considerado como el movimiento antiartístico. A continuación, te mencionaremos algunas de las obras que más destacaron dentro de este movimiento.

Parada amorosa

Parada amorosa de Francis Picabia
«Parada amorosa», por Francis Picabia

Esta obra de arte fue pintada en óleo sobre cartón, reflejando, sin duda alguna, el amor que tenía el autor hacia lo mecánico. Esta obra viene acompañada por un título que, para la mayoría, es incoherente. Sin embargo, cautivó la atención de más de uno, volviéndose una de las obras más relevantes de la época.

L. H. O. O. Q.

L. H. O. O. Q. obra de Marcel Duchamp
«L. H. O. O. Q», por Marcel Duchamp

De seguro ya conoces esta obra, la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, pero ahora podemos ver una intervención en esta que fue hecha por Marcel Duchamp. Esta obra es un ready-made. Muestra a la reconocida Gioconda con unos detalles muy peculiares: un bigote y una barba.

Ubo Imperator

Ubu Imperator de Max Ernst
«Ubu Imperator», por Max Ernst en 1923.

Este cuadro fue elaborado por Max Ernst para representar a Ubú Rey, uno de los personajes de una obra teatral escrita por el francés Alfred Jarry. El protagonista del cuadro es reflejado en la pintura como una peonza roja, dando vida a este objeto por medio del personaje.

Obras literarias dadaístas

En el dadaísmo se hizo mucho uso de los poemas. Junto con el uso de otras técnicas más orientadas a los sonidos, surgieron los siguientes poemas famosos:

  • Poema Ur-sonate: del artista Kurt Schwitters. El día en que Schwitters Presento este poema en 1925, en presencia de la alta sociedad, comenzó la Ur-Sonate con silbidos, gritos y graznidos: ante esto, el público primero estaba consternado y después comenzó a reír hasta que la risa del público acompaño el poema.
  • Gadji Beri Bimba: fue recitado en la Galería Dadá por el artista Hugo Ball.
  • F m s b w: poema fonético de Rauol Hausmann. Este se trató sobre el poema de Ball, solo que en este se emplean las letras para crear ritmo con los sonidos.
  • El poema simultáneo: es un experimento poético realizado por R. Huelsenbeck, T., Tzara y M. Janco. Se realizó en 3 idiomas inglés, francés y alemán en el Cabaret Voltaire.
  • “El Sol”: este poema, perteneciente a Hugo Bell capto tanto la atención de las personas que lo empezaron a denotar como un “derroche de locura”.
  • “Agua Salvaje”: Tristán Tzara fue uno de los pocos participantes del dadaísmo que abrazo al movimiento desde el inicio y no lo soltó hasta el final. Podemos ver un ejemplo de lo comprometido que estaba con el movimiento en su poema agua salvaje.

Esculturas dadaístas

Escultura La Fuente de Marcel Duchamp
«Marcel Duchamp, Fuente, 1917» fotografía de Alfred Stieglitz.

Entre las más destacadas encontramos a la Fuente, como la podemos apreciar en la imagen de arriba, se trata de un urinario invertido. Esta «escultura» fue presentada por Duchamp en Nueva York, generando una gran polémica entre los turistas la primera vez que fue exhibida.

También encontramos otras piezas catalogadas como esculturas, por ejemplo, «La Rueda de bicicleta», la cual se trataba de una rueda de bicicleta encajada en un taburete. Esta, además, fue una de las primeras esculturas dadaístas.

Por otro lado, tenemos el famoso “Preludio a un brazo roto” ¿Qué te imaginas cuando escuchas que una pieza se llamaba de tal forma? Podría tratarse de cualquier otra cosa, pero, para la sorpresa de todos, la pieza es nada más y nada menos que una pala. Marcel lo hizo de nuevo, agarro un objeto cotidiano, le coloco un nombre y lo exhibió como una pieza creativa. Así, sin más.

¿Por qué es importante el dadaísmo?

El dadaísmo en un movimiento muy interesante e importante de estudiar por el constante cuestionamiento de lo que es o no el arte.

Podemos ver que la influencia que tuvo este movimiento artístico en el arte actual fue tan relevante que la pintura ahora no es considerada como una práctica estandarizada, sino libre, en donde el artista puede reflejar en su obra, sin reglas, lo que desee trasmitir.

Otro de los principales legados que dejo el dadaísmo fueron las revistas y técnicas como el fotomontaje y ready-made que, hasta el día de hoy, son usadas para la creación de contenido creativo.

Aunque este movimiento artístico fue breve en comparación con otros, dejo una huella muy significativa y creo un camino para posteriores movimientos que se inspiraron en este, como lo fueron el surrealismo y el Pop Art.

Diferencias con el surrealismo

Muchas personas tienden a confundir el dadaísmo con el surrealismo, y es que, si nos ponemos a ver sus objetivos, estos eran bastante similares. Sin embargo, había una clara diferencia entre ambos: el dadaísmo buscaba un retorno, que le colocáramos stop a cualquier progreso y dejáramos fluir la vida de manera espontánea, que nos cuestionaramos como niños el por qué de las cosas, mientras que el surrealismo, en cambio, buscaba avanzar, explorar aquello a lo que el ser humano le tenía miedo, el inconsciente humano y los sueños.

Países hasta donde llego el dadaísmo

El dadaísmo fue un movimiento muy importante en Alemania, especialmente en Berlín. También tuvo mucha relevancia en Suiza y Francia. Hasta llego a Estados Unidos (Nueva York), pero aquí si no se pudo establecer del todo.

Por otro lado, también existieron figuras relevantes del dadaísmo en Latinoamérica, como lo fue Luis Cardoza Aragón, de Guatemala.

El estilo de vida dadaísta

Debido a que el dadaísmo arremetía contra el arte preestablecido y se burlaba de la sociedad que lo apoyaba, se manifestaba más como un modo de actuar que un movimiento artístico. El dadaísta era un ser espiritualmente rebelde, provocador y con una mente abierta al cuestionamiento.

Puede sonar contradictorio el hecho de que el dadaísmo incitara al cuestionamiento cuando iban en contra de todo, pero realmente este fue un movimiento que, desde el inicio, se preguntaba el por qué de cada cosa o acontecimiento, hasta de sus propias ideas como movimiento.

Ser parte del movimiento dadaísta era como volver a la infancia, al balbuceo, y con ello, al desconocimiento de toda verdad, solo tenías delante un camino incierto, donde podías decidir qué hacer y dejarte llevar. 

Autora: Gabriela Torres

Especialista en artes, literatura e historia cultural. Diplomado en Producción Audiovisual. Aficionada al teatro y a la literatura, con un grandísimo amor por el análisis y la interpretación de obras de arte. Más sobre Gabriela.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo