El Informalismo

Inicio / Movimientos artísticos / Informalismo

El informalismo, conocido como un arte sin forma, ha sido catalogado como el movimiento artístico final de todas las vanguardias de la historia, aunque este creció al mismo tiempo que el expresionismo abstracto. Dentro del informalismo se encuentran una gama de artistas y obras que se caracterizan por la utilización de la abstracción de manera radical.

Este movimiento artístico se desarrolló luego de la Segunda Guerra Mundial, en varios países del continente europeo y también en Japón. Los aires de esta corriente artística continuaron hasta la década de los años 70 e, incluso, los 80 en diferentes países como, por ejemplo, España. Pero, ¿tiene características particulares?, ¿por qué decimos que consolida la estética vanguardista del siglo XX? Sigue leyendo que aquí te lo contamos.

¿Qué es el Informalismo? 

Informal hace referencia a un arte sin forma, por lo que este fue un movimiento pintoresco que abarcó por completo las tendencias del arte abstracto y gestual que surgieron en Europa, particularmente en España, Italia y Francia. Los materiales cumplían un rol muy importante en las obras de este movimiento, el cual se desarrolló al mismo tiempo que el expresionismo abstracto estadounidense. 

Arte abstracto
«Nocturno en negro y oro: El cohete que cae», por James McNeill, (1874).

El informalismo tiene profundas marcas expresionistas y del arte abstracto. Sin embargo, no es justamente expresionismo abstracto, la gran diferencia entre estas dos corrientes artísticas radica en lo geográfico y en que las obras del informalismo son más poéticas, más íntimas, estéticas y discretas. Este no tuvo un impacto muy notorio en la historia del arte, ya que no era muy comercial.

Características del Informalismo

Un error común es creer que, debido a la influencia del expresionismo y del arte abstracto, el informalismo es como una amalgama de las características de ambos. Sin embargo, posee rasgos particulares que te explicaremos a continuación.

Está segmentado en siete tendencias distintas 

En este movimiento el artista va en busca de modernos lenguajes, los cuales se traducen en nuevas formas, materiales y signos. El pintor experimenta y ello se expresa por la búsqueda extensa de la innovación. Como resultado, en este movimiento convergen siete tendencias muy distintas. Estas son la abstracción lírica, la nueva escuela de París, la pintura métrica, el espacialismo, el tachismo, el art brut y la pintura gestual.

Automatismo psíquico

En el arte del informalismo se puede apreciar cuál es la personalidad del artista al fijarnos en los materiales y las técnicas que este usa. Entre las técnicas más empleadas se encuentra el automatismo psíquico que es propio del expresionismo abstracto.

Esta técnica consiste en pintar de manera automática movido por una exaltación del azar. Aquí el artista no deja que lo guíe la razón, sino más bien la improvisación, abandona por completo la construcción premeditada y le da rienda suelta al inconsciente.

Colores y materiales 

Algunos de los artistas del informalismo emplearon una gama de tonos vivos. Sin embargo, la gran mayoría se inclinó por la paleta de colores terrosos, los apagados como el negro y el ocre, usando siempre el mismo color, pero con diversas tonalidades.

Por otra parte, los materiales que se empleaban no eran tan tradicionales. Por ejemplo, algunos artistas emplearon la arena mezclándola con la pintura. También usaron el metal, la arpillera y todo lo que a estos se le ocurriera, pues no existía ninguna limitación cuando se trataba de aflorar emociones y sentimientos profundos.             

Origen del Informalismo

El informalismo surgió en Francia en los años 50 después de la Segunda Guerra Mundial. El término «Informalismo» fue utilizado por primera vez por el artista Georges Mathieu en una de sus obras llamada Esbozo para una embriología de los signos esta pintura se publicó en el año 1950.

Sin embargo, el concepto de lo informal es atribuido al crítico de origen francés Michel Tapié quien lo usó para referirse a aquellas obras en que la visión de percepción de la materia sostenía un único significado. Además, explicó cuáles eran los conceptos básicos que definían el informalismo.

Este arte se volvió más popular en los años cincuenta en el país español, pues en ese tiempo estaban naciendo nuevos artistas, los cuales tenían una forma de expresión que rayaba en el informalismo y en el arte abstracto estadounidense. Para la década de los 70 y 80, esta corriente artística estaba desapareciendo, sin embargo, en países como España aún se mantenía en auge.

Contexto histórico del Informalismo

Algunos de los acontecimientos importantes que se vivieron al mismo tiempo en el que informalismo estaba surgiendo y desarrollándose fueron los que a continuación vamos a mencionar:

El informalismo tras la Segunda Guerra Mundial 

Luego de la Segunda Guerra Mundial, gran parte de Europa se ve sumida en una gran crisis existencial. La respuesta desde lo pictórico llegó con el informalismo, un tipo de arte que gritó en la oscuridad que dejó la posguerra. Asimismo, como sucedía en todas las corrientes artísticas, este movimiento echaba un vistazo al ayer.

Expresionismo
Arte expresionista: «La entrada de Cristo a Bruselas», por James Ensor, Los Ángeles, 1889.

El irrealismo transmitió el gusto por el collage que tenían los cubistas, la improvisación propia del dadaísmo, conjuntamente con la atracción por toda clase de materiales. Por otra parte, en este tiempo comienzan a asomar los aires del expresionismo. 

La crisis existencial y el informalismo 

La corriente artística del informalismo en España tiene dos puntos de vista: el de Barcelona y el de Madrid. A causa de la crisis existencial, la ciudad de Barcelona es testigo de un nuevo grupo de artistas con vestigios del surrealismo muy arraigados, estos se hacían llamar «Dau al Set». Unos años más tarde, este influenció en el informalismo. 

En tal sentido, es importante hacer mención de que la guerra dejó a su paso ciudades y poblaciones hundidas en la catástrofe y sin rumbo fijo. Esto se vio evidenciado de manera clara en la pintura. Las obras de este tiempo eran una especie de curación para el alma de los pintores, los cuales habían vivido y visto escenas desgarradoras durante las contiendas.               

Artistas del informalismo y algunas de sus obras

Son muchos los nombres que figuran dentro del informalismo. Algunos más relevantes que otros, la lista que te dejamos reúne los nombres más trascendentales dentro de dicho movimiento.

Antoni Tapies

Escultor y pintor del arte español y uno de los representantes del informalismo mundialmente reconocido, este tenía un estilo propio, combinó lo tradicional y lo innovador. Tapies usó diversos materiales como la arena, la ripa y el paje. Entre sus obras más importantes podemos mencionar el Collage de las creces realizada en 1947, y elaborada con una técnica mixta sobre tablas. Aprende más sobre Antoni aquí.

Jean Fautrier

Uno de los principales pioneros de este arte. Se especula que comenzó con esta corriente a finales de los años veinte, ya que, aunque sus pinturas hacían alusión a la figuración, y tenían conexión con el expresionismo, las texturas de estas eran resaltantes, lo que le dio a este artista autoría sobre este movimiento. Entre sus pinturas podemos mencionar Desnudo realizada en el año 1943. Aprende más sobre Jean aquí.

Como movimiento que nace en consecuencia de las vanguardias, el informalismo marcó la transición a lo que sería el arte contemporáneo y nuevas formas de experimentar con la estética dentro del canon establecido. Si te interesa conocer más sobre otros movimientos artísticos surgidos a lo largo de la historia, puedes revisar nuestros artículos relacionados.

Autor: Luis Avalos

Literato, especialista en poesía latinoamericana, y estudioso del arte en sus variadas expresiones. Mi objetivo es que conozcamos juntos el desarrollo del arte escrito de forma sencilla, amigable y entretenida. Más sobre Luis.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo