El Fauvismo

Inicio / Movimientos artísticos / Fauvismo

El movimiento de las vanguardias fue muy popular dentro del siglo XX, incluso se volvió fundamental para rehacer el sentido del arte. Uno de los ismos que pronto tomó mucha popularidad fue el Fauvismo o Fovismo, esto se debe a la manera en la que utilizaba los colores, así como los trazos tan fuertes, buscando la fiereza y simplicidad para representar las cosas como únicas.

Eran reconocidos por la manera en la que decían las cosas, incluso se llegó a denominarlos como fieras, pues lo principal era mostrar los elementos a través de los colores de una forma agresiva. ¡Sigue leyendo y descubre todo lo que esta vanguardia tiene para contar!

¿Qué es el fauvismo?

El fauvismo es uno de los ismos creados en Francia en 1904 y su nombre surgió en el Salón de Otoño de ese mismo año. Los pioneros del movimiento se encontraban por primera vez presentando sus obras y entre el público se encontraba el crítico Louis Vauxcelles, quien al observar las piezas y encontrar similitudes en las tonalidades, les atribuyó la palabra fauves, que significa fiera. A partir de ese momento es que el nombre se le atribuyó de manera peyorativa, al igual que sucedió con otros ismos de la época.

Pintura praisaje de provinza
«Paisaje de Provenza» de Alfred Henry Maurer, 1912.

Uno de los principales motivos por los cuales se desarrolló fue el rechazo que sentían hacía el impresionismo, considerándolo como un movimiento con falta de carácter debido a cómo representaban sus ideales. A pesar de que el fauvismo replicó ciertos tópicos como el ser humano y el naturalismo, la manera de representarlo por medio de colores efusivos con tonalidades violentas, así como trazos poco perfectos estableció a los sentimientos sobre la técnica, buscando una mayor expresividad.

El movimiento se expresó principalmente dentro de lo pictórico, pero también se involucró en otras áreas del arte, pues buscaba que se representará aquellos elementos que consideraban importantes en más de un lugar.

Características del Fauvismo

Los temas abordados por el fauvismo tenían mucho que ver con sus características principales. Algunos elementos que se volvieron auges dentro del movimiento son:

  • Retratos.
  • Paisajes.
  • La naturaleza.
  • Objetos cotidianos.

Estos elementos no se consideraban como algo nuevo dentro de las vanguardias, sin embargo, las características que se establecieron para representarlos sí lo eran, debido al estilo tan propio que se creaba por medio de ello, algunos son:

Exaltación de color

A pesar de que existen temas que son comunes dentro de su pintura, la forma de exaltar los colores es lo que lo hace tan especial, pues busca un estado puro y directo, a diferencia de sus antecesores que solo pretendían la técnica por medio de los colores.

Desinterés de la perspectiva

A diferencia de otros ismos, no se buscaba crear profundidad ni una perspectiva a través de los colores, por lo que la técnica utilizada no era precisa. De modo que las piezas aparecen sin una división, con gruesos contornos, pero con colores vivos.

Instinto

Tanto la impulsividad como el instinto son fundamentales para la creación de obras fauvistas, pues no basta con los colores, sino que realmente se debe sentir lo que se plasma, de manera que las líneas y trazos sean “salvajes”.

Trazos

Como es de esperarse, un elemento que engloba todas las demás características es la manera en la que los trazos se encuentran hechos, a diferencia de otros, con intuición. Esto hace que parezca abordado por los sentimientos.

A pesar de que cada autor empleó elementos específicos para la creación de sus obras, estos elementos eran los que sobresalen al momento de llevar a cabo las obras.

El arte fauvista

El fauvismo o fovismo es una representación de la transformación, pues es una especie del resultado que muchos procesos tuvieron, buscando un punto medio en el que pudieran converger. También es importante mencionar que, en conjunto con el fauvismo, se encontraban propuestas artísticas que resultaban arriesgadas.

Pintura fovista

Cuando el arte fovista surgió, también se estableció un contemporáneo, el cual se desarrolló a la par, y a pesar de que ambos buscaban elementos similares, eran completamente diferentes; pues a pesar de que defendían la expresividad nueva, no lo hacían del mismo modo. Por un lado, se encontraba el fauvismo y por otro, el expresionismo. Dando dos contraposiciones similares, pero con mucho de qué hablar a su propio modo.

Paisajes en el fauvismo

El fauvismo fue un elemento muy criticado dentro de su momento, debido a la ruptura que generaba a partir de las terminaciones que los propios artistas establecen para el rompimiento de las estructuras conocidas hasta el momento. Dentro de las obras visuales, un elemento que sobresale sobre otros, fueron los paisajes al aire libre. Sin embargo, y lo que lo hacía tan diferente estos paisajes de otros interpretados en diversos ismos, era la manera de expresarlo por medio de las pinceladas y los contrastes para crear profundidad.

A pesar de que no era el único tópico utilizado por los pintores de la vanguardia, si era el favorito, pues a partir de elementos comunes era que creaban sus singularidades. Cada autor ponía su toque único, por lo que se puede decir que el fauvismo no sigue ninguna estructura, sino que engloba todas las interpretaciones y emociones, era lo que lo hacía fauvista.

Arquitectura fauvista

La arquitectura dentro de las vanguardias fue en elemento esencial, pues era lo que caracterizaba el nuevo paso dentro de la historia, cuando recién se popularizaron las diferentes técnicas conocidas como ismos dentro del principio del siglo XX. Hay ocasiones donde se volvía un elemento principal dentro del movimiento en turno, pero en otros solo pasaba a segundo plano, enfocándose en otras áreas.

En el caso del fauvismo, se posicionó como importante, no obstante no propiamente en la arquitectura (aunque hay arquitectos que tomaron ciertas referencias), sino en las pinturas que se posicionan dentro del arte. Era usual que en los paisajes o en los retratos, se acompañarán fondos con elementos arquitectónicos. En dichos paisajes se podía presenciar elementos básicos del fauvismo, con formas poco uniformes y combinación de colores que buscaban mostrar la emoción en torno al cuadro, haciendo que la cuestión de la arquitectura pasará a segundo plano dentro del cuadro, pero otorgando fondo y sentido a la pintura completa.

Obras más representativas del fauvismo

Dentro del movimiento existen obras cumbres que le dieron un peso muy singular al ismo, algunas de las más sobresalientes en el eje de la pintura son:

Pasaje en Chantou: Es una pintura perteneciente a André Derain, en ella se puede ver una combinación de colores que contrastan, así como trazos pocos definidos. Fue pintada en 1904.

Lujo, calma y voluptuosidad: Actualmente, se encuentra exhibido en el Museo d´Orsay en París, Francia. Dentro del cuadro se puede ver las influencias del puntillismo, pero llevadas al fauvismo por la manera en la que se utilizan los pinceles y la estructura de color.

El río Sena en Chatou: Es una creación del pintor Maurice Vlaminck, empleó óleo sobre tela. Dentro del cuadro se aprecian las combinaciones alternas de color, por medio de diversos toques y pinceladas no exactas. Actualmente, se encuentra exhibido en el Museo Met en Nueva York.

Ventana en Tánger: Es una pintura creada por Matisse en 1913, se puede considerar una de las principales piezas dentro de este ismo, debido a los colores oscuros que predominan dentro del mismo cuadro, así como las pinceladas desiguales que se hacen notar, creando un fondo dentro de la misma pintura.

A pesar de que el movimiento culminó hace varias décadas, la importancia que sobresale dentro del arte es bastante, pues fue lo que inspiró otros movimientos, así como corrientes y tendencias en diversos periodos de tiempo.

Principales representantes del movimiento

Una de las características principales de los representantes era la forma en la que obtenían la trascendencia del color, de manera que dividieron de una forma única el color, generando dibujos agudos y sin detalles precisos.

André Derain en 1928.

Muchos fueron los artistas que se incorporaron al fauvismo, sin embargo, existieron algunos representantes que sobresalieron más que otros, algunos de los nombres que resultaron ser más famosos en la historia, son:

Henri Mattise

Muchas personas lo consideran como un ícono dentro del fauvismo, debido a la popularidad que sus piezas obtuvieron. Es de origen francés y pasó por muchos estilos, sin embargo, el fauvismo lo cautivó debido a la liberación del color que se obtenía por medio de los objetos. Matisse lo consideraba como la máxima expresividad, sus pinturas en este periodo de tiempo tenían como elemento principal jugar con las tonalidades para resaltar ciertos planos. Tiene varios cuadros famosos, en los que sus elementos comunes son el paisaje y el retrato.

André Derain

Fue un pintor e ilustrador de origen francés. Tenía influencia del cubismo y primitivismo, por lo que sus obras mantienen características muy específicas como la inclinación de los matices, haciendo que las formas de lo que pintaba se desarrollará de manera espontánea por medio de sus pinceladas. A pesar de que rompió varias de sus obras, siempre se mantuvo marcado por el fauvismo.

Jean Puy

Fue un arquitecto que decidió unirse al fauvismo después de tener una etapa dentro del impresionismo. Se caracterizaba por pintar sobre todo retratos, mismos en los que se puede apreciar en la actualidad, los trazos no uniformes, logrando un efecto de profundidad, al tiempo que las tonalidades y pinceladas enmarcan la figura del retrato.

Emile Otón Friesz

Fue un pintor de origen francés, quien decidió estudiar en La Escuela de Bellas Artes de Le Havre, en donde profundizó sus estudios de arte. Dentro del ismo se posicionó como una de las figuras con mayor renombre; sin embargo, lo abandonó cuando se dio cuenta que se quería dedicar a estructuras más tradicionales.

George Braque

Fue un escultor y pintor de origen francés. Estudió en La Escuela de Bellas Artes, donde pronto se comenzó a relacionar con personajes célebres, mismos que lo llevaron a presenciar la primera exposición del fauvismo, con la que quedó enamorado, adoptando el estilo por varios años, en donde se representaba por las tonalidades rosas y moradas.

A pesar de que no son los únicos integrantes del fauvismo, son personajes trascendentales para la vanguardia en todos sus sentidos. Algunos de ellos combinaron técnicas pasadas para dar su propio toque, mientras que otros utilizaron principios de la vanguardia para dar su estilo único a otras que aparecieron posteriormente.

Fauvismo fácil

Ninguna vanguardia es fácil, todas tienen sus propios elementos complejos que la hacen tan especial. En el caso del fauvismo, como se ha mencionado con anterioridad, se establece por medio de las emociones, siendo una de las primeras vanguardias en las que la técnica no solo era esencial, sino también los pensamientos y sentimientos. Con esto lo que se buscaba era que no todo lo que se plasmará fuera preciso, al contrario, si tenía pequeños detalles, la obra se volvía más humana, estableciendo las emociones sobre la razón.

A pesar de que el fauvismo vivió hace varios años, existe en la actualidad personas que aún tratan de copiar el estilo, e incluso, volver a establecer como auge. Estas personas interponen las emociones ante la técnica, pero también permanecen en los temas que el fovismo tenía como ejes principales, aunque también se han establecido nuevos elementos para combinarlo con asuntos que hagan ruido dentro del propio siglo XXI. Es posible que el ismo regresé con nuevas modificaciones, siendo una especie de fauvismo fácil para aquel que lo desarrolla.

Conclusiones finales

A pesar de que el fauvismo o fovismo compartió tiempo con otra vanguardia, tuvo la importancia y el peso que merecía dentro de la época de estos movimientos, pues ambas representaban cosas completamente diferentes y se posicionan en diferentes lugares. Las emociones comenzaron a ser prioridad para asumir los diferentes ejes dentro del siglo XX, y sin duda uno de los primeros pioneros fue dicha vanguardia, dando un nuevo sentido a lo que se representaba por medio del arte.

El fauvismo no solo rompió con tabúes que existían anteriormente, sino que le dio sentido e influencias a ismos que se encontraban por posicionarse en lo que quedaba de las vanguardias, por lo que sigue siendo muy importante en la actualidad.

Autora: Karen Soto

Poeta, artista y literata con enfoque en Las Bellas Artes y en La Edad Media. Diplomado en gestión cultural, promoción cultural y fomento lector. Apasionada por la poesía y la pintura, con años de experiencia en ambos rubros. Más sobre Karen.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo