El Orfismo

Inicio / Movimientos artísticos / El Orfismo

El orfismo como movimiento artístico tenía como base la utilización de colores vivos para crear obras de arte abstractas. Tuvo una notable, aunque muy breve, influencia en la primera década del siglo XX, razón por la cual no tiene tantos artistas en su historial. Con todo, sus obras han trascendido en el tiempo y siguen siendo referencia en el arte actual.

Aunque se trata de un estilo independiente, el orfismo en realidad es una variación del cubismo de la época. Y si bien no tiene relación directa con el orfismo como religión griega, el concepto de este arte deriva su nombre de ciertas similitudes con los ideales del antiguo culto heleno.

¿Qué es el Orfismo?

El orfismo es un movimiento artístico en el que se emplea el color y las formas geométricas de manera abstracta. En él, cada figura y color tiene un aporte independiente en el todo, pero trabajando en armonía para transmitir emociones más que un mensaje revolucionario, como pasaba con otros movimientos de la época.

Sus precursores fueron Robert Delaunay y Sonia Delaunay, su esposa. Ambos creyeron en que es posible que las formas geométricas y los colores pueden convivir en una misma pintura, cada uno con un rol y protagonismo propio.

Simultaneous Windows on the City
«Simultaneous Windows on the City» de Robert Delaunay, 1912.

Esta idea resultó ser una variación del cubismo en su dirección hacia lo abstracto, pero con una tendencia más intensa hacia los contrastes que generan vibraciones y movimientos en la perspectiva. El objetivo es poder representar el ritmo que tienen dentro de todas las cosas, la vida en sí, en general o del artista.

Desde cierto punto de vista, el orfismo como movimiento artístico viene a ser la representación gráfica de la unión entre la música y la poesía. En este se “sienten” los compases a través de los contrastes y las formas, reflejando un ritmo constante y fluido que armoniza perfectamente. Estas ideas fueron las bases para el estilo de pintura abstracta y para el arte óptico. 

Características del Orfismo

A pesar de que proviene de dos de las vanguardias, a saber, el fovismo (fauvismo) y el cubismo, el orfismo tiene características especiales que lo diferencian de los demás movimientos. Estas son las más destacadas:

Empleo de las formas geométricas

Las figuras geométricas están presentes en el orfismo como coprotagonistas del color. No se las toma de ninguna manera de la vida real, sino que es el propio artista quien las elige y dispone de manera que guarden una relación. Esto puede implicar que las figuras están completas o que se entrecortan para cumplir con el ritmo. 

Uso del color 

Sus principales representantes creían que el color era parte importante de la vida y su percepción, por eso hay todo tipo de colores y tonalidades en las obras del orfismo. Con frecuencia estos se usan en consonancia con las formas geométricas para favorecer el ritmo y generar el movimiento. 

Se basa en la abstracción

En el orfismo se busca exaltar la esencia de un objeto o persona más allá de lo que esta misma es en la realidad. Se trata de una analogía de lo real en la que se muestra lo interno de una manera menos convencional, pero ordenada y llena de vistosidad.

El circo de August Mack 1913e
«El circo» de August Macke, 1913.

Es una mejora del cubismo

En el cubismo las formas son monocromáticas y su esencia es más difícil de discernir. Sin embargo, el orfismo busca aprovechar la base representativa que ya tiene el cubismo al aportar color para vivificar el mensaje.

Existe dinamismo

Parte de la filosofía del orfismo indica que las figuras y el color deben armonizar como una lírica que transmite emociones hacia el público, logrando que este las perciba por su empatía. Esto se logra al generar contrastes repetidamente en la pintura. 

Origen del Orfismo

El orfismo como corriente artística tiene sus orígenes en París en la segunda década del siglo XX. Robert Delaunay fue el precursor de este movimiento y, aunque fue quien concibió la idea y quien la conceptualizó, no sería quien la nombrara como orfismo. 

Este pintor se sintió identificado con el cubismo, por lo que se unió a un conglomerado de artistas que trabajaban en este estilo. Pero no terminó de encajar porque tenía una firme convicción de que el color debía usarse en la pintura para ampliar el significado en conjunto con las figuras.

Desde ese momento comenzó a trabajar en su propio estilo, cerca de 1904, y unos 6 años después se casó con Sonia, una pintora con ideas muy similares basadas en el fauvismo. Ambos conceptualizaron la idea de que el color se puede combinar con las figuras geométricas para dar ritmo y movimiento a la pintura.

A partir de 1911, estos artistas comenzaron a plasmar en sus obras este estilo y unos 2 años después, ya estaba tan bien definido que se popularizó. Lograron atraer a más adeptos quienes también aportaron ideas innovadoras.

Significado del término “Orfismo”

La designación del movimiento como orfismo se debió a la percepción que el poeta Guillaume Apollinaire tuvo de las pinturas de Delaunay y otros artistas. En una conferencia sobre la pintura moderna dada en el Salón Section d’Or alrededor de 1912, el ponente hizo alusión a que este estilo tenía un efecto lírico como el que provocaba el personaje mitológico griego Orfeo al tocar la lira.

Se trata entonces de que el estilo artístico del orfismo tiene una coincidencia parcial con la religión antigua y no que el arte provenga directamente de esta última. 

Contexto histórico del Orfismo

La creación del orfismo como movimiento artístico tuvo la influencia de ciertos factores históricos que vale la pena analizar para comprender por qué fue tan famoso y, a la vez, tan efímero.

Nacimiento del cubismo

Pablo Picasso y Georges Braque idearon el cubismo como concepto artístico a finales de la primera década del siglo XX. La idea era lograr la figuración de los objetos más que la representación exacta de estos. Esta necesidad surgió con la invención de la cámara fotográfica, que ya lograba captar el exterior con total precisión.

Retrato de Pablo Picasso de Juan Gris 1912
«Retrato de Pablo Picasso» de Juan Gris, 1912.

Disensión al utilizar las figuras geométricas

El cubismo no logró asentarse como un estilo bien definido, de hecho, se crearon 3 ramificaciones: el analítico, el hermético y el sintético. En cada uno se usaban métodos diferentes, lo que dispersó los ideales y los talentos Como consecuencia ninguno se extendió profundamente o al menos no durante mucho tiempo. 

La mejora en los medios de transporte

Con la invención de nuevos métodos de transporte, así como la mejora de los canales que ya existían, los artistas pudieron viajar a otras culturas y darse cuenta de que Europa no era la única región con estilos artísticos definidos. Particularmente, el arte africano.

Las objeciones hacia la falta de color

Tanto los críticos de arte como los mismos artistas estaban pidiendo un cambio de perspectiva en el que se incluyera el color, o al menos se abandonara el segundo plano para dar movimiento a la pintura. Esto se podía lograr con el color, al producir contrastes y un mejor dominio de la luz.

Aparición del fovismo (fauvismo)

Esta fue otra de las vanguardias que surgió a principios de siglo, en esta sí se exaltaba el color como parte integral de la pintura. Además, se consiguió una buena base en la teoría del color propuesta por Michel-Eugene Chevreul del siglo anterior. Con este aporte se lograba llegar a los contrastes de forma más acertada, acortando el tiempo de elaboración y minimizando los errores. 

Apoyo de la comunidad de museos y críticos

Una vez se logra comenzar a materializar la conjunción de los colores y las formas geométricas de una manera que genera movimiento, algunos museos y galerías comenzaron a publicar las obras del orfismo. Esto dio más fuerza al estilo y lo acentuó en regiones como Alemania y países vecinos, incluso, hasta Estados Unidos, durante los años 1912 y 1913.

Inicio de la Primera Guerra Mundial

Los casi 7 años que duró el cubismo en transformarse en algo parecido a un concepto definido, se vieron cortados por el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Muchos de los artistas, cubistas y orfistas, así como de otros movimientos, tuvieron que ir a la guerra, cortando el progreso de las obras. 

El Orfismo en las Bellas Artes

El orfismo como movimiento artístico solo se aplicó a lo pictórico, pues se trataba de figurar las emociones a través de una estructura ordenada y colorida. Si bien hay ciertas opiniones que han relacionado algunas producciones musicales de la época con la estética del orfismo, estas no guardan ninguna relación con las bases que sustentaron dicho movimiento.

Sin embargo, esto no minimiza al orfismo como estilo artístico, pues su influencia y obras se conservan para nosotros en la actualidad. De manera que estamos ante un estilo genuino y estable, quizás, por mucho tiempo más. 

Principales artistas del Orfismo

El orfismo tiene una cantidad reducida de representantes, tal vez por el corto tiempo que duró el movimiento. Sea como fuere, tuvo suficientes como para darle vida y sostenerlo en el tiempo. Aquí algunos de los más importantes:

  • František Kupka: Este artista comenzó a trabajar el cubismo y la abstracción de forma casi paralela a Delaunay, cerca de 1900, solo que sin conocimiento de ello. Con el tiempo supo de la idea de este último y comenzó a trabajar en ello desde entonces. Una de sus obras más icónicas es Reminiscencia de una catedral.
  • Robert Delaunay: Es considerado el líder y precursor del movimiento, no solo por elaborar la idea del orfismo, sino por darle mayor impulso. Durante la década de 1900 estuvo experimentando para encontrar un estilo que lograra el ritmo y movimiento deseados, hasta que lo consiguió, y a partir de 1912 comenzó a plasmarlo. Una de sus obras más conocidas es Ventanas simultáneas a la ciudad, con la que provocaría el comentario que catalogó el movimiento como orfismo. 
  • Sonia Delaunay: Esta era la esposa de Robert Delaunay. Desde sus inicios como pintora se interesó por el fauvismo, así que concordó rápidamente con las ideas de quien sería su esposo. Realizó importantes aportes al movimiento con pinturas icónicas como Color Rythm y Composición 10
  • Jacques Villon: Aunque Villon es más reconocido como cubista, también se influenció del orfismo y agregó color para que sus obras con un estilo “analítico” y más figurativo del cubismo. Un claro ejemplo de ello es Maternity, una de sus pinturas más icónicas.

Además de ellos, tenemos artistas como los siguientes:

  • Fernand Léger.
  • Patrick Henry Bruce.
  • Francis Picabia.
  • Jean Metzinger.
  • Marcel Duchamp.
  • Arthur Burdett Frost.
  • Stanton Macdonald-Wright.
  • Franz Marc.

Obras más destacadas del Orfismo

Si bien cada artista tiene una obra especial que lo representa, también hay otras igual de relevantes para el orfismo. A continuación, veremos cuáles son:

  • Bailarina de flamenco: En esta obra si crea la figura de una bailarina de flamenco a través de círculos y semicírculos que convergen para formar la falda. Además, los colores fondo son vívidos y evocan bien la alegría de este baile.
  • Mujer portuguesa: Es la obra en la que quizás se ha usado más color vibrante que representa la vistosidad de una vida simple y hogareña. Predomina las formas redondas con ciertas figuras alargadas que dibujan la silueta de la mujer, así como de otros elementos que acompañan la escena.
  • Espacio azul: las figuras que predominan en esta pintura son las líneas simples que se disponen de manera que simulan un espiral. Los diferentes matices del azul acentúan la luminosidad del fondo, transportando la vista directa hacia el centro de la espiral.

Otras obras igual de importantes son las siguientes:

  • El primer paso.
  • Plano de colores.
  • Portuguese still life.
  • Crucificxion.
  • Man sitting.
  • Torre Eiffel.
  • Paisaje.
  • Ritmo.
  • L´acrobate.

Al llegar el año 1913, el interés general por el orfismo empieza a desaparecer, por lo que solo quedaron como abanderados del movimiento quienes fueron sus fundadores: el matrimonio Delaunay y Kupka. Algunos estudiantes siguieron aprendiendo de ellos, pero no lograron mayores contribuciones.

Autora: Karen Soto

Poeta, artista y literata con enfoque en Las Bellas Artes y en La Edad Media. Diplomado en gestión cultural, promoción cultural y fomento lector. Apasionada por la poesía y la pintura, con años de experiencia en ambos rubros. Más sobre Karen.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo