Las 10 pinturas más polémicas y controversiales de la historia

A lo largo de nuestra historia se han creado miles de obras maestras de la pintura. Algunas de ellas se han dado a conocer por su historia, y otras por ser muy polémicas y explícitas. Existen pinturas que incluso hoy en día se siguen considerando como controversiales, y para darlas a conocer hemos preparado una lista con las 10 pinturas más polémicas de la historia. ¡Comencemos!

10. La muerte de Marat (1793) de Jacques-Louis David

La muerte de Marat (1793) de Jacques-Louis David
«La muerte de Marat» de Jacques-Louis David, 1793.

Este cuadro del estilo neoclásico, pintado en el año 1793, muestra a Jean-Paul Marat, periodista y líder revolucionario francés, asesinado a puñaladas en su bañera. La cruda representación de este acto despertó mucha polémica en los sectores más conservadores de la Francia de finales del siglo XVIII que se resistían a reconocer el triunfo de la Revolución.

9. Baco enfermo (1593) de Caravaggio

Baco enfermo (1593) de Caravaggio
«Baco Enfermo» de Caravaggio, (1593-1594) Fotografía de Architas – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=70148198

El italiano Caravaggio ya era reconocido por sus obras provocadoras en las que usaba rostros de prostitutas para representar personajes de la Biblia. En esta pintura, el escándalo se desató porque la representación de Baco muestra al dios como un joven enfermo, aparentemente de sífilis, pálido y con los labios morados. De este modo, el pintor introducía el tema del libertinaje sexual que era tabú en el siglo XVI.

8. La libertad guiando al pueblo (1830) de Eugene Delacroix

Pintura histórica romántica
«La libertad guiando al pueblo» de Eugène Delacroix, 1830.

El artista francés Eugene Delacroix es autor de esta célebre pintura de 1830. En ella aparece Marianne, símbolo galo de la libertad, guiando al pueblo francés al propio estilo romántico. Sin embargo, un detalle es el que despertó y aún despierta ciertas críticas: el seno descubierto de la mujer.

En su momento, simbolizó un acto más de rebeldía contra el sistema monárquico y la apología al triunfo de la burguesía. Sin embargo, la interpretación de algunas feministas se refiere a una muestra de que las mujeres se encontraban en un estatus menor al hombre, sobre todo por la insistencia en la cosificación de sus cuerpos.

7. La Madonna y San Juan atribuida a Sebastiano Mainardi

La Madonna y San Juan atribuida a Sebastiano Mainardi
«La Madonna y San Juan» obra atribuida a Sebastiano Mainardi, siglo XV.

En su idioma original, la Madonna Col Bambino e San Giovannino parece una pintura tradicional del siglo XV representando una escena bíblica. Sin embargo, el reciente interés en ella se debe a un elemento que aparece en el paisaje.

Ciertamente, en el lado superior derecho del cuadro y cerca a la cabeza de la Madonna, se puede observar una pequeña figura voladora en el cielo. Este detalle fue avisado por los teóricos de los antiguos extraterrestres, quienes creen que es una clara referencia a que, ya desde aquella época, los alienígenas tenían conocimiento de nuestra sociedad y hacían visitas periódicas.

6. La maja desnuda (1790-1800) de Francisco de Goya

La maja desnuda (1790-1800) de Francisco de Goya
«La maja desnuda» de Francisco de Goya, (1790-1800).

Aunque no tan rupturista como lo sería la pintura que ocupa nuestro primer puesto, Goya pintó, entre 1790 y 1800, La maja desnuda, en la que aparece una mujer sin prendas sobre un lecho. Controversial en su momento por mostrar la desnudez femenina sin tapujos, Goya se vio obligado a realizar una segunda versión de la misma, a la que llamó, irónicamente, La maja vestida.

5. Grabado de Hendrik Hondius sobre la epidemia de baile de 1518

5. Grabado de Hendrik Hondius sobre la epidemia de baile de 1518
«Grabado de Hendrik Hondius» sobre la epidemia de baile de 1518.

Sobre este grabado se tienen pocos datos, pues es una adaptación de un dibujo de Pieter Brueghel el Viejo. Lo cierto es que en él se retrata un suceso bastante extraño que aconteció en Erandio, ciudad del Sacro Imperio Romano Germánico.

El registro dice que una mujer comenzó a bailar sin motivo en julio de 1518. Al cabo de una semana, 34 personas se le habían unido y, en un mes, casi 40 personas danzaban sin control. Muchos textos de la época registran este suceso y señalan que incluso algunos llegaron a morir de ataques al corazón. Sin duda, un hecho bastante extraño, pero que cuenta con un registro histórico probado.

4. Saturno devorando a su hijo (1819-1823) de Francisco de Goya

Saturno devorando a su hijo (1819-1823) de Francisco de Goya
«Saturno devorando a su hijo» de Francisco de Goya, (1819-1823).

Francisco de Goya pintó este cuadro entre 1819 y 1823, en el que representa la escena mitológica en la que Saturno o Cronos devora a sus hijos por temor a que estos lo destronen. La polémica surgió no solo por ser demasiado explícita, sino por la intensidad que transmite, la misma que se ve potenciada por el excelente uso de colores. En efecto, el estilo romántico se manifiesta gracias al fondo negro que sirve para resaltar la escena principal.

3. Judit decapitando a Holofernes (1614-1620) de Artemisia Gentileschi

«Judit decapitando a Holofernes» de Artemisia Gentileschi, (1614-1620).

Aunque resulta poco conocida, esta pintura resulta transgresora en muchos sentidos. Primero, retrata una escena bíblica bastante polémica, que es la muerte de Holofernes a manos de Judit. Segundo, la potencia que únicamente el barroco del siglo XVII podía dar a la muerte, contrastando de forma sublime los vivos colores centrales con el negro absoluto de fondo.

Y tercero, que la autora, Artemisia Gentileschi, se atrevió a pintar este cuadro en una época en la que las mujeres no tenían cabida en el mundo de las bellas artes. Así, dicha obra puede incluso representar su lucha en contra del machismo imperante en la Europa de principios del siglo XVII.

2. Almuerzo sobre la hierba (1863) de Edouard Manet

Almuerzo sobre la hierba (1863) de Edouard Manet
«Almuerzo sobre la hierba» de Edouard Manet, 1863.

Sin duda, es la obra cumbre del artista francés y la que marcaría un punto de inflexión en la historia del arte. Y es que para la crítica del siglo XIX todo en este cuadro estaba mal y era demasiado provocador.

Primero, la modelo Victorine Meurent pintada completamente desnuda y junto a dos hombres vestidos conversando, como si fuera algo común. Segundo, un bodegón pintado a un lado que desentona con la temática. Además, un pájaro en el cuadro, elemento que solo se usaba en pinturas religiosas; cerca de él, una rana, que representa a las mujeres de vida nocturna.

Al fondo vemos a una mujer en el río con un tamaño que no guarda proporción con todo el conjunto, que de por sí ya está pintado en un lienzo demasiado grande para un tema tan banal. Como resultado, el cuadro de Manet, quien ya era un pintor reconocido y respetado en la época, fue llevado al Salón de los Rechazados de ese año.

Sin embargo, los jóvenes artistas se lo agradecerían: Manet había sembrado la semilla de lo que sería el impresionismo pictórico. El canon artístico cambiaría completamente en los años venideros.

1. El origen del mundo (1866) de Gustave Courbet

El origen del mundo (1866) de Gustave Courbet
«El origen del mundo» de Gustave Courbet, 1866.

Dejamos la pintura de Courbet para el final, pues es considerada la más transgresora y provocadora de la historia del arte. Pintada en 1866, El origen del mundo no vio la luz hasta 125 años después de ser pintada: apenas en 1995 apareció en el Museo de Orsay para una exposición.

La pintura no solo es polémica por mostrar de forma explícita la desnudez femenina. De hecho, esto es lo menos transgresor. Lo que hizo de esta una pintura controvertida fue el mostrar el vello púbico, algo nunca visto en obras precedentes.

Te podría interesar: Los movimientos artísticos más importantes de nuestra historia

Autora: Gabriela Torres

Especialista en artes, literatura e historia cultural. Diplomado en Producción Audiovisual. Aficionada al teatro y a la literatura, con un grandísimo amor por el análisis y la interpretación de obras de arte. Más sobre Gabriela.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo