Libro El Arte de la Guerra

Inicio / Bellas Artes / Literatura / Reseñas de libros / El Arte de la Guerra

Hace aproximadamente unos 2.000 años, un general de la antigua china de nombre Sun Tzu inició la escritura del que sería el clásico más grande de estrategia militar, el libro El Arte de la Guerra. La aparición de esta obra revolucionó por completo la manera de llevar a cabo la guerra.

Este libro se divide en trece capítulos y sus estrategias sobre cómo enfrentar o ganar un conflicto no solo son útiles para una guerra entre dos o más naciones, sino que también sirven para enfrentar nuestras propias luchas internas. Si deseas conocer todo sobre esta obra, te invitamos a que sigas leyendo nuestro artículo. 

Reseña y sinopsis del libro El Arte de la Guerra

En nuestros días, el libro El Arte de la Guerra es considerado como recurso literario que se emplea para comprender e implementar las distintas estrategias militares que existen. Esta obra fue escrita por el estratega militar de origen chino Sun Tzu, en el siglo VI a.C. Es un libro corto, de solo trece capítulos, pero en los cuales se reúne mucho del conocimiento militar de la época.

Dicha obra nos ayuda a entender cómo debemos llevar a la práctica las tácticas militares en cualquier combate y así salir victoriosos. El Arte de la Guerra es el libro que más ha influido en los conflictos bélicos. Además, ha tenido una fuerte influencia en el pensamiento militar de oriente y occidente.

Libro El Arte de la guerra
«Sun Tzu».

Sun Tzu logró inspirar con sus conocimientos a muchos personajes militares destacados como Mao Tse Tung, Napoleón, Maquiavelo, entre muchos otros, que lograron vivir de primera mano la esencia de la victoria de este libro. 

Esta obra de la literatura se puede ver como más que un libro de estrategias militares, ya que nos enseña cómo aplicar sabiamente la estrategia militar a la naturaleza del ser humano cuando atraviesa un conflicto interno. Es decir, que esta es una obra que nos puede ayudar a comprender la raíz de un conflicto y de esta manera buscar cómo solucionarlo.

Resumen del libro El Arte de la Guerra

El resumen que leerás a continuación está organizado por capítulos para facilitar la lectura de este.

Capítulo uno 

En el primer capítulo del libro El Arte de la Guerra, Sun Tzu hace una especie de evaluación sobre la relevancia en la que se fundamenta la guerra y analiza algunos aspectos importantes que deben ser revisados antes de un enfrentamiento. Es de vital importancia entender que la guerra es un camino que podría llevarnos a la muerte.

Todo depende de cuán capacitado se esté para lograr la caída o la supervivencia de un imperio, tengamos en cuenta que se trata de dos fuerzas que se enfrentan. De dicho enfrentamiento solo una de las partes será la que prevalezca, pero solo la que sea más inteligente será la que logre la victoria.

En consonancia con esto, Sun Tzu señala que por ningún motivo hay que mostrar indiferencia, más bien, es importante valorar todo lo que se tiene y que posee un valor elevado, así que no se debe permitir la derrota. También debemos tener en cuenta los cinco valores fundamentales en un conflicto.

«Los cinco valores fundamentales»

A continuación, daremos una breve explicación individual de lo que significan estos cinco valores

  • El camino: Se basa en absolutamente todo lo que permite que un pueblo tenga tranquilidad, paz, seguridad, no pase ninguna clase de peligro y que no corra riesgo la vida de nadie; en esto influye mucho su gobernante. Es decir que es importante que una población y el ejército de una nación estén integrados con su dirigente.
  • El tiempo: Se refiere al papel que pueda tener la naturaleza en el conflicto, lo que pueda llegar a pasar en el día o en la noche, o, por otro lado, con el frío o el calor. En pocas palabras, es importante estudiar las variaciones que pudieran venir con el clima y el cambio de estaciones.
  • El terreno: Es necesario conocer el lugar o terreno y en cómo este pudiera llegar a afectar la planificación del conflicto. Si estamos familiarizados con el espacio tendremos una ventaja para desplazarnos y movernos en él, y hasta se podrán incrementar las posibilidades de sobrevivir en un futuro.
  • El comandante: Hace referencia a la persona encargada de guiar el ejército. Esta figura debe tener diferentes virtudes específicas que contribuirán a tener éxito en la guerra. Estos cinco elementos son la sabiduría, sinceridad, benevolencia, valentía y rigor.
  • La Disciplina y el método: Es muy importante y fundamental la organización, esta se debe practicar o llevar a cabo de manera constante por todos los que conforman el ejército sin importar cuál sea su rango. Por otra parte, es necesario tener satisfechas las diferentes necesidades como los materiales y los suministros.

La persona que conoce bien y domina a la perfección estos cinco aspectos llegará a alcanzar su objetivo, dominar al enemigo y vencer en las batallas. Pero esta es la otra cara de la moneda, y es que, quien no pone en práctica los aspectos que acabamos de mencionar, será alguien a quien podemos derrotar fácilmente.

Para Sun Tzu, el engaño es lo primordial en la guerra. Es decir, si eres débil aparenta que eres fuerte y viceversa. Por ejemplo, se debe aparentar ser incapaz y apático.

Capítulo dos 

El capítulo dos de este libro aborda todas las acciones que se utilizan para dar comienzo a la batalla. Para esto es de suma importancia que el general esté consciente de que es su deber mantener a su ejército en diferentes lugares de manera simultánea. Además, es preciso trabajar para que ninguna de las provisiones del pelotón falte.

En este contexto, Sun Tzu hace alusión a que es necesario e inteligente el que un general pelee, con la intención de quitarle los suministros al bando enemigo. Todo esto con el objetivo de asegurarles a sus hombres el alimento, de esta manera los soldados no decaerán ni se agotarán.

Por otra parte, es preciso tener en cuenta que una batalla que se prolonga por mucho tiempo puede llegar a ser inútil. Por eso, lo más relevante en una guerra siempre va a ser obtener la victoria, cosa que es posible conseguir si se llevan a la práctica todas las estrategias, junto con las distintas tácticas, de esta forma se puede evitar en gran manera la pérdida de vidas humanas.   

Capítulo tres

En este punto se habla de tres aspectos importantes de la guerra: las posiciones, la derrota y la victoria. Para entender mejor este punto el libro menciona la siguiente frase: «es mejor conservar un enemigo intacto que destruirlo», refiriéndose de manera directa a la captura del ejército enemigo para poder dominar a sus jefes.

Para lograr este objetivo es necesario encontrar la manera de conseguir que los enemigos se rindan sin necesidad de combatir con ellos. Sun Tzu revela que un verdadero guerrero, trunca los planes del bando enemigo y logra hacer pedazos sus alianzas.

Una manera de lograrlo es ejecutar varias estrategias. Por ejemplo, bloquear los caminos del enemigo o disminuir los suministros. Solo con estas dos tácticas se puede alcanzar una victoria efectiva, segura y sin tener que combatir. También es importante tener en cuenta cinco aspectos esenciales como lo son el ataque, la estrategia, las alianzas, el ejército y las ciudades.

Capítulo cuatro 

Cuenta fundamentalmente el grado en el que se tiene que desplazar el soldado, en consonancia con la disponibilidad de los recursos que tiene a su disposición. Es necesario conocerse a sí mismo y poseer la habilidad de reconocer cuándo el enemigo está vulnerable. De esta manera lo podremos derribar en el momento en el que se encuentre más débil.

Además, este capítulo explica que para conocer el lado débil del enemigo es preciso que los comandantes estén preparados para la batalla, esto les permitirá tener una excelente base de defensa en donde no haya lugar para errores. Así mismo, es oportuno buscar e identificar las oportunidades que podamos llegar a tener para derribar al enemigo.

Capítulo cinco 

Este capítulo habla sobre la firmeza, el escritor afirma que esta cualidad da las fuerzas para mantener la energía que se va acumulando en la persona interior. Quienes ya poseen experiencia en ello son personas inteligentes, capaces de lograr la victoria sobre sus adversarios sin tener que ejercer fuerza sobre ellos.    

Con relación a esto Sun Tzu hace mención de otra frase: «El desorden llega del orden, la cobardía germina del valor y la debilidad, emana de otra fuerza». Es decir, es necesario fingir un desorden con el objetivo de distraer al bando enemigo, sin embargo, para lograr esto hay que ser organizado y así crear un desorden.

De igual manera, para aparentar ser cobarde es necesario tener mucho valor. Por otra parte, hay que ser una persona bastante fuerte para fingir ante el enemigo que se es débil.       

Capítulo seis

El capítulo seis nos habla acerca de lo lleno y lo vacío, en lo referente al momento de la guerra. Una táctica que usan mucho los veteranos en la guerra es lograr que el enemigo venga hacia ellos sin dejarse intimidar por lo que, según estos, pueden ser sus puntos fuertes.

Sun Tzu menciona que, si consigues que tus contrincantes vengan hacia ti, es muy seguro que sus fuerzas queden vacías. Por otra parte, si tus soldados se encuentran en un estado descansado, sus fuerzas se conservarán llenas, en esto radica el arte de vaciar al enemigo.     

Asimismo, en la batalla hay que ser directo, sutil y silencioso. Del mismo modo, se debe aparecer en el lugar oportuno, lo que permitirá atacar al adversario en el momento y en el sitio que menos se espera. Un ejército debe saber aprovechar todo momento de debilidad que pueda llegar a tener el enemigo y verlo como una oportunidad para ordenar un ataque.

El que logre vencer en la batalla será el bando que posea una actitud positiva en lo que respecta a los cambios y que se adapte al enemigo. Esto es importante, pues en un conflicto todo es muy variable.

Capítulo siete 

Este explora el enfrentamiento tanto directo como indirecto, para ello el escritor hace mención de algunas tácticas que nos pueden ayudar a conocer cuál de los dos métodos pudiera iniciar la batalla. Entonces, para conocer este detalle se puede trabajar a partir de la confusión.

Es decir, hacerle creer al enemigo que se le está montando una persecución, pero que en realidad no sea este el caso, así ellos pensarán que las fuerzas de su adversario están muy apartadas. Una vez que el oponente se haya adentrado al terreno al que lo has conducido, gracias a tu inteligencia e imaginación, puedes llevar a cabo el ataque sorpresa de inmediato.        

Es importante que te movilices de forma rápida, tanto en el día como en la noche. Además, se puede llevar a cabo un recorrido doble de la distancia habitual, de esta manera, se podrá tener la ventaja de obtener unos cuantos kilómetros en donde sea más fácil plantear las tácticas de ataque que sean más usadas para el tiempo en el que se lleva a cabo la guerra.

Capítulo ocho

En este punto se hace mención de nuevos cambios. Todos los jefes militares deben estar al tanto de las nuevas variables para poder sacarle el máximo provecho al terreno y tener conocimiento sobre cómo manejar a sus tropas. Además, un buen líder tiene la capacidad de analizar de manera objetiva cuáles serán los daños y el beneficio.    

Esto es importante, ya que cuando se consideran los beneficios, las opciones se incrementan. Mientras que, por el contrario, cuando se analizan los daños, los problemas se solventan.

Capítulo nueve

Llegados a este punto, se fundamenta la manera en la que se distribuirán los medios, para esto Sun Tzu hace mención de la siguiente frase: «Cuando combatas en una montaña, ataca desde arriba hacia abajo y no al revés». Dicha frase explica que para un ejército es mejor hallarse en un terreno con una buena luminosidad, que en uno en donde esté oscuro.

Esto se debe a que cuando el enemigo propicia su ataque sin ninguna estrategia, toma a sus enemigos a la ligera. Dicha acción puede llevar a que el enemigo acabe totalmente derrotado.

Capítulo diez 

El capítulo número diez habla acerca de los aspectos tipológicos. En este, Sun Tzu hace mención de seis maneras distintas en la que se puede ser derrotado. Esto puede llegar a pasar cuando un líder no está correctamente preparado. Estas seis formas de ser derrotados son las siguientes:  

  • No calibrar el número de fuerzas.
  • La ausencia de un sistema claro de recompensas y castigos.
  • Un entrenamiento insuficiente. 
  • No seleccionar a los mejores soldados.
  • La ineficiencia de la ley del orden. 
  • La pasión irracional.

Capítulo once  

Habla acerca de los nueve tipos de terreno, está centrado en describir cada uno de ellos y en las distintas situaciones que pudieran originarse en una batalla. Además, de cómo salir airosos de cualquiera de estas. Los nueve tipos de terrenos de los que habla Sun Tzu son los siguientes:

  • De dispersión.
  • Ligero.
  • En clave.
  • De comunicación.
  • De intersección.
  • Difícil.
  • Desfavorable.
  • Cercado.
  • Moral.

Capítulo doce 

En el capítulo doce de este libro se habla sobre varios tipos de armas que pueden implementar en la guerra, pero sobre todo del arte de atacar con fuego. Existen en total cinco ataques que se pueden propiciar haciendo uso del fuego, estos son:    

  • Quemar a los soldados del bando enemigo.
  • Destrucción de suministros estáticos.
  • Destruir los suministros del enemigo que aún vienen en camino.
  • Quemar sus armas y municiones.
  • Destruir los métodos de comunicación que, a su vez, provocará un caos.

Estos cinco métodos también están sujetos a las distintas condiciones del clima como la humedad y la dirección e intensidad del viento. Por otra parte, el fuego también puede llegar a ser un arma a nuestro favor, pues en la batalla no solo hay que ser bueno atacando sino también evitando los ataques. 

Capítulo trece 

El capítulo final de esta obra está centrado en el desarrollo de buenas fuentes de información. También hace énfasis en la importancia que tiene espiar a los enemigos y de esta forma tener un informe que le sea de utilidad y que conduzca a la victoria.

Por otra parte, el capítulo menciona que el espionaje correcto hace que un gobernador sea brillante y que un líder sea sabio. Esta es una de las prácticas más esenciales de procedimientos militares. Los cinco tipos de espías que Sun Tzu menciona son:

  • El nativo.
  • El interno.
  • El doble agente.
  • El liquidable.
  • El flotante.

Ya para finalizar, es importante mencionar que cuando un líder conoce bien el funcionamiento de cada tipo de espionaje, puede tener garantizada la victoria. 

Puede que también estés buscando: Resumen de El diario de Ana Frank.

Datos del autor

Teniendo en cuenta que el libro El Arte de la Guerra es una obra milenaria, tenemos a nuestra disposición muy pocos detalles acerca de su autor Sun Tzu. Por ejemplo, no sabemos con exactitud en qué lugar y época vivió. De hecho, hay quienes han cuestionado la existencia de este personaje y afirman que, en realidad, este libro fue escrito por un grupo de personas.

Reseña de el libro el arte de la guerra

Sin embargo, de haber existido, se dice que Sun Tzu llegó a ser un filósofo y general militar chino quien alcanzó grandes logros en este campo. Tanto así que realizó todo un registro en el libro El Arte de la Guerra de las experiencias que vivió.

También se calcula que vivió en el siglo V a.C., y aunque hoy día lo conocemos por el nombre de su título de honor Sun Tzu (Maestro Sun), su nombre real era Sun Wu. La filosofía que este hombre tenía acerca de la guerra ha llegado a tener una gran influencia en el mundo durante muchos años.

Contexto en el que se escribe/desarrolla el libro El Arte de la Guerra 

El libro El Arte de la Guerra fue una obra escrita en un periodo de la historia en el que eran muy comunes las guerras y las batallas. Entre todos los libros militares que se escribieron antes de la unificación de la Antigua China y la quema de libros del siglo II a.C., pudieron sobrevivir en total seis obras importantes y entre estas se encuentran El Arte de la Guerra. En el periodo en el que reinó la dinastía Song, específicamente al final del siglo I d. C., estos seis libros se unieron en un único texto que perteneció a la dinastía Tang.

Esta colección de libros recibió el nombre de «Los Seis Clásicos Militares». Por otro lado, El Arte de la Guerra colocó los cimientos para la teoría ortodoxa militar de China y durante algún tiempo llegó a ser una lectura indispensable para quienes realizaban los exámenes para ser nombrados con puestos militares imperiales.     

Tiempo más tarde, en el siglo III el estratega militar, señor de la guerra y poeta chino Cao Cao, creó el primer comentario del que se tiene conocimiento con respecto al libro El Arte de la Guerra. Este dejó muy claro que en el texto revisado se omitieron algunos pasajes, sin embargo, la magnitud de dichos cambios no está muy esclarecida históricamente.

Hallazgo en Linyi 

En el año 1972 tuvo lugar el descubrimiento de unas tablillas de bambú en la Montaña del Gorrión de Plata, en un par de tumbas pertenecientes a la dinastía Han, muy cerca de la ciudad de Linyi en la provincia de Shandong. Entre las tantas escrituras que se desenterraron de las tumbas selladas entre los años 134 y 118 a.C. se encontraron dos textos que estaban separados.

Uno de los textos se le atribuyó a Sūnzǐ y el otro a Sun Bin, estos dos textos pueden ser considerados como una exclusiva tradición intelectual en constante desarrollo fusionada bajo el nombre de Sūnzǐ. Dicho hallazgo demostró que, en parte, la confusión histórica que existía era producto de un par de textos a los que se les consideraba El Arte de la Guerra del Maestro Sun y no uno solo. 

Sin embargo, el libro anterior a este es más o menos un tercio de los capítulos del libro moderno El Arte de la Guerra y la información coincide de manera estrecha. De tal manera que en la actualidad se acepta que el libro anterior fue completado en algún periodo entre los años 500 y 430 a.C.    

Temas desarrollados en el libro el Arte de la Guerra

El libro El Arte de la Guerra engloba una profundidad filosófica que principalmente se basa en que el engaño es el arma que tiene más poder para lograr la victoria en la guerra. No obstante, en la actualidad son muy útiles las indicaciones de este libro.

El Arte de la Guerra

Tanto así que las podemos aplicar en campos como los negocios, la política, los deportes y la vida diaria. Es por ello que a continuación haremos un breve recorrido por los temas que Sun Tzu abordó en su libro.

El engaño

La base del triunfo en la guerra es el engaño. Por esa razón la obra menciona «cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad, cuando las tropas se mueven, aparentar incapacidad». Esta frase aparece en el primer capítulo y hace alusión a que debemos aprender a manejar el arte del engaño. Diseñar estrategias que logren confundir al enemigo ya que a través del engaño se puede lograr vencer al oponente.

Planificación y estrategia

La batalla en la que peleamos, sea cual sea, debe ser el resultado de una buena organización y una estrategia bien pensada. Los que tienen insuficiencia de esta clase de planificación están sentenciados a una derrota segura. Así pues, es importante hacer cálculos estratégicos y estar conscientes de lo peligrosa que puede llegar a ser la impulsividad, bien sea en la guerra o en cualquier otra batalla personal.

Conocerse uno mismo y al enemigo

Es importante que un líder conozca las ventajas y desventajas, sus puntos fuertes y débiles, de esta manera podrán tener el dominio sobre ellas, ocultarlas si es necesario y sacarles beneficio. También es de suma importancia conocer muy bien a nuestro enemigo para saber cómo se le puede vencer. Finalmente, si desconocemos alguno de estos detalles sería como dejarle todo a la suerte.  

El liderazgo

El liderazgo es un punto clave para alcanzar la victoria. El liderazgo debe tener sus bases en la justicia, pues cuando esto pasa, los soldados confían plenamente en su líder y tienen fe en que este los conducirá de la mejor manera posible.   

Por el contrario, un líder al que le falta justicia solo obtendrá de sus soldados rebeldía. Estos desconfiarán de él y no serán disciplinados, lo que a su vez afectará en gran manera la batalla.  

Logra vencer sin tener que luchar

El libro menciona y citamos textualmente: «Los que consiguen que se rindan los impotentes ejércitos ajenos sin luchar, son los mejores maestros del arte de la guerra». Esta gran enseñanza es abordada por Son Tzu en el capítulo tres y hace referencia a que el arte de la guerra radica en derrotar al enemigo sin tener que luchar. 

Por eso, antes de batirse en una contienda se puede probar otros métodos como intentar desarmar la conspiración, así como también los planes que tenga el enemigo. A su vez, que se intente deshacer las alianzas de este. Un verdadero maestro sabrá evadir la batalla y ganarla usando estrategias.    

Análisis del libro El Arte de la Guerra

Sin lugar a dudas el libro El Arte de la Guerra es una de las obras que más ha influido en algunas culturas a lo largo de la historia, aunque la naturaleza y finalidad del libro está enfocada en los conflictos bélicos. La razón por la que ha pasado esto es que la manera en como se escribió hace posible que se puedan sacar enseñanzas que nos puedan servir para el día a día. Muchas de sus enseñanzas son aplicables a diversos ámbitos de la política, negocios, etc.

El Arte de la Guerra

La base o la filosofía de El Arte de la Guerra es el engaño, este es un arma muy poderosa para salir victoriosos en un conflicto. Para lograr este objetivo es necesario organizar estrategias que puedan causar confusión al bando enemigo y se le haga difícil predecir la dirección de las acciones que vayamos a tomar    

Otra de las filosofías que aborda este libro es que se puede vencer sin luchar, esto con el fin de no malgastar los recursos y proteger a nuestros soldados. Una estrategia ideal para lograr este objetivo es conseguir la rendición de los enemigos, así se elude la batalla por medio de estrategia.   

En conclusión, y para cerrar este análisis, es que lo más relevante y la lección más valiosa que nos deja esta obra es que debemos conocernos a nosotros mismos como personas imperfectas que somos y a los demás. Cuando logramos esto podemos evadir los peligros y la batalla en sí. Además, un líder excelente es aquel que se conoce, se adapta a los diferentes cambios y se organiza para obtener la victoria.  

Puede que también te interese: Análisis de El Principito.

Conclusión 

El Arte de Guerra es de esos libros que son clásicos de manera indiscutible. Si bien su origen lo orienta al tema bélico, hoy en día es usado incluso en el marketing, el mundo de los negocios y como filosofía de vida en general.

Las enseñanzas que nos deja esta obra se mantienen inmortales porque se fundamentan en la propia naturaleza competitiva del ser humano. Es una lectura que recomendamos ampliamente y que debería estar en la lista de pendientes de todo amante de los libros.

Autor: Thamer Bello

Filósofo, historiador y redactor con amplia experiencia en la historia del arte. Amante de los libros y del cine, me encanta compartir y escuchar buenas historias. Más sobre Thamer.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo