Libro El Diario de Ana Frank

Inicio / Bellas Artes / Literatura / Reseñas de libros / El Diario de Ana Frank

El diario de Ana Frank es un libro en donde Ana, una niña de trece años de origen judío, pero nacida en Alemania, escribe sus vivencias y más íntimos secretos. Para ella, este diario es su amiga, a quien nombra Kitty. Comienza a escribirlo en el mes de junio del año 1942 y escribe por última vez en agosto del año 1944.  

Sin darse cuenta, esta jovencita escribe diversos acontecimientos que marcaron para siempre la historia del mundo y de muchas familias judías y alemanas. Además, este diario cuenta la experiencia de una niña que se convierte en mujer. Si deseas saber más sobre este libro, acompáñanos en este artículo.

Reseña y sinopsis de El diario de Ana Frank

El diario de Ana Frank recopila todas las vivencias de Ana en el periodo que abarca desde 1942 hasta 1944. Durante todo ese tiempo, Ana junto a su familia (papá, mamá, y hermana), alemana con raíces judías, permanecen escondidos de manera clandestina en Ámsterdam al lado de cuatro personas más, para evitar que los nazis los capturen y los lleven a los espantosos campos de concentración.   

Reseña de el diario de Anne Frank
«The Diary of Anne Frank».

El diario de Ana Frank es una especie de autobiografía escrita con el puño y letra de su propia protagonista. Este diario es también una manera de conocer de cerca todos los acontecimientos que tuvieron lugar durante el holocausto judío. En la actualidad se le considera a este libro como uno de los mejores clásicos de la literatura del pasado siglo.

Resumen de El diario de Ana Frank

El día en que Ana cumple 13 años de edad, el 12 de junio del año 1942, sus padres le obsequiaron diversos regalos, entre estos, un cuaderno que Ana convierte en su diario. Precisamente ese día inicia la escritura del libro. 

En este resumen hablaremos de algunas de las anotaciones que Ana hizo en su diario, las cuales hemos organizado por las fechas correspondientes. El texto inicia de la siguiente manera:

«12 de junio de 1942 al 20 de junio de 1942»

«Espero poder confiártelo todo de un modo como no he podido hacerlo hasta ahora con nadie y espero que seas un gran apoyo para mí». Ana no tenía mucha confianza en su madre y tampoco en su hermana, así que decide contarle todo lo que le pasa y los cambios que poco a poco va experimentando a su diario.

Ana habla de sus amigas y de cómo su cambio de colegio ha afectado la amistad entre ellas. Además, reflexiona sobre la finalidad de tener un diario de su vida, ella piensa que, aunque nadie le dé importancia a lo que cuente, debe escribir porque es una manera de sacarse un peso de encima.

Y es que, aunque Ana estaba rodeada de personas que la querían se sentía un tanto sola y no lograba expresarse como ella era en realidad. Es por esta razón que el diario de Ana se convirtió en su amiga, su confidente, a quien llamó Kitty.

Ana le habla a Kitty de su familia y de cómo debieron emigrar a Holanda en 1933 debido a que eran judíos, la abuela de Ana fue con ellos, pero murió tiempo después. Ana le echa mucho de menos porque la amaba muchísimo. También escribe que es una buena estudiante.

«De julio a septiembre de 1942» 

Unos miembros de la SS citan al padre de Ana y a su hermana Margot, para asistir a un lugar, pero era algo muy peligroso, pues era casi seguro que los detendrían y los llevarían a campos de concentración. Es por ello que el señor Frank toma la decisión de esconderse en unas habitaciones en las que él y su esposa llevan tiempo acondicionando.

El escondite era un anexo al que estaba ubicado en el edificio donde por un tiempo trabajó el señor Frank. Ana describe que para llegar a este anexo se tenía que pasar por varias escaleras y puertas, y que justo la puerta del escondite estaba oculta con un armario. Algunos días después se les unen los Van Daan, con quienes Ana no se lleva muy bien. 

Pronto surgen las primeras diferencias entre los habitantes del anexo, algo natural de la convivencia, a Ana le parece que la señora Van Daan es insoportable. Mientras están escondidos, Ana estudia con su padre y discute con su madre porque no logran entenderse muy bien, ella está cansada de que todos la juzguen como una niña mal educada.

«De octubre a diciembre de 1942»

En el escondite se vive en un constante temor porque cada vez que suena el timbre la familia cree que se trata de la SS. Además, tienen que estar en constante silencio para que las personas que se encuentran en las otras habitaciones del edificio no los escuchen.

Ana le cuenta a Kitty que solo tiene noticias tristes y deprimentes, ya que muchos de sus amigos están siendo llevados a los campos de concentración y ella está segura que todos ellos serán exterminados. A Ana le duele que su papá demuestre que quiere más a su hermana Margot que a ella, porque él es su ideal de persona.

Más tarde, otra persona se muda al anexo con los Frank y los Van Daan, se trata del señor Alfred Dussel quien comparte el cuarto con Ana, cosa que a ella no le gusta, pero lo acepta debido a las circunstancias. El señor Dussel pronto se suma a las riñas, aunque al principio era amable. Ese año todos celebraron San Nicolás y recibieron regalos.

«De enero a julio de 1943»

Ana ve desde la ventana el terror que se vive en las calles. El edificio en donde están escondidos fue vendido ese año, aunque no los descubrieron. Mientras tanto, todas las riñas siguen cayendo sobre Ana, el edificio es visitado por los ladrones, la salud de todos los protectores que los habitantes del anexo tienen en el exterior está delicada y la relación de Ana y su mamá sigue tensa.

Mientras están escondidos, Ana cuenta que duermen poco y comen un tanto regular. Sin embargo, ella piensa que en comparación con los judíos que están afuera en los campos de concentración, ellos están en el paraíso. Ana ya lleva un año en el refugio y celebran su cumpleaños número 14.

«De agosto de 1943 a diciembre de 1943»

Las pulgas se apoderan del escondite, infestándolos a todos. Aunque esto no es obstáculo para que los habitantes del anexo sigan con su rutina de levantarse, poner en orden las habitaciones, desayunar, mantenerse en silencio, leer o coser, comer, estudiar y volver a dormir.  

Asimismo, las relaciones personales en el anexo van de mal en peor, tanto así que mientras están en la mesa nadie habla para evitar molestar a otro. A Ana le dan valeriana para calmarle los nervios, aunque ella cree que el mejor remedio para eso es reír, cosa que se han olvidado de hacer mientras están escondidos.

Los Van Daan también tienen sus propios problemas, pues se quedan sin dinero y la señora Van Daan no quiere deshacerse de nada para vender. Por otro lado, Ana pierde el apetito y ella misma admite que tiene un humor espantoso, quizá debido a que la atmósfera de la casa es aplastante y ella se siente como un pajarito encerrado en una jaula. 

Sin embargo, al revisar lo que ha escrito anteriormente, Ana se da cuenta de que ha tenido diferentes estados de ánimo, prueba evidente de que está atravesando la adolescencia. Ese año termina, Ana y su padre escriben un poema para cada uno de los integrantes del anexo como regalo de navidad, además de algunos regalos que reciben del exterior.  

«De enero a abril de 1944»

Ana siente que le debe una explicación a Kitty por las malas palabras que le dedica a su mamá, ya que, aunque no se entienden, han aprendido a tratarse de la mejor manera. Además, Ana empieza a darse cuenta de que no solo está sufriendo cambios en su físico sino también en su interior y que está madurando.

En ocasiones le gustaría hablar con Peter, pero este es reservado. Por otro lado, ella y su hermana ahora son mejores amigas y Ana está empezando a entablar una amistad con Peter y a darse cuenta de que no son tan diferentes. Además, decide que será escritora o periodista, porque le encanta escribir.

El domingo 15 de abril, Ana recibe su primer beso en la mejilla de parte de Peter y aunque ambos están muy contentos con su amistad, los demás miembros de la familia hablan de la simpatía que hay entre ambos. Así que Ana habla con su papá, a quien no le parece mal que ella y Peter sean amigos, pero le preocupa que su amistad se convierta en algo más.

«De mayo a agosto de 1944»

Ya para ese tiempo el miedo y el hambre reinaban en el escondite. No obstante, todos celebran el cumpleaños de Ana, que pasa a ser una señorita de 15 años y le obsequian muchos regalos. 

Ana se describe a sí misma como un amasijo de contradicciones, pues ella tiene dos tipos de personalidad. Por un lado, tenemos a la Ana burlona y alegre que es a la que todos ven, pero por el otro, está la Ana tierna que nunca se deja ver de los demás. Aunque pareciera que a veces nada le importa y que muestra grado de insolencia, sufre en su interior.

Ella misma dice «busco ser la que quería ser, si no hubiera otras personas en el mundo». Estas son las últimas palabras que Ana le dedica a su diario, pues el 4 de agosto de 1944 toda la familia fue descubierta y llevada a distintos campos de concentración.

Puede que también te interese: Resumen de Don Quijote de la Mancha.

Datos del autor 

Ana Frank nació en 1929 un 1 de junio en Alemania, específicamente en Fráncfort del Meno. Pertenecía a una familia alemana de origen judío que huyo a Ámsterdam luego de que de Hitler tomara el poder en el año 1933.  Aunque solo era una jovencita, Ana logró plasmar en su diario un enternecedor y triste testimonio de una de las épocas más oscuras de la historia.

Autora Anne Frank
«Anne Frank fotografiada en su escuela»,1940.

En esta obra podemos sentir de cerca el terror del que fueron víctimas ella y su familia, al igual que muchas otras familias judías de la época. En vista de que este libro es realidad un diario, no puede ser analizado como una obra literaria tradicional. 

Sin embargo, aunque Ana no era una escritora como tal, fue muy profunda al escribir, muy específica y clara con lo que sentía y al describir a los miembros de su familia. Aunque el libro no obtuvo un premio especial, es mundialmente conocido y es una de las lecturas obligatorias en el bachillerato de muchos países incluidos algunos estados de Estados Unidos. 

Las frases de Ana Frank, así como sus reflexiones, hacen de este diario una bildungsroman, es decir, una evolución de quien relata a lo largo de sus páginas. Además, permiten que esté a la altura de novelas como Las Aventuras de Huckleberry Finn y Retrato del artista adolescente.

Contexto en el que se escribe/desarrolla El diario de Ana Frank 

El contexto histórico en el que se encontraba viviendo Ana Frank mientras escribía su diario fue uno de los periodos más duros que experimentó la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial. A continuación, analizaremos cuáles fueron los sucesos que llevaron a este conflicto y cómo se desarrolló. 

Previo a la Segunda Guerra Mundial

Al inicio del siglo XX, uno de los imperios con mayor poder en Europa era Alemania. Después de la Primera Guerra Mundial comenzó la República Alemana declarada por un grupo de varios políticos en Berlín, dicho grupo fue el encargado de representar a Alemania en las negociaciones de paz en Versalles.

Aunque estos querían establecer sus propias condiciones no se les permitió. Además, se les obligó a firmar un tratado que los hacía responsables de la guerra, se les quitó gran parte de su territorio y se les ordenó pagar impuestos muy altos como una especie de compensación. 

Este acuerdo provocó inflación en el país en los años 20 y las personas empezaron a ver con malos ojos a quienes habían firmado dicho acuerdo. En este tiempo se formaron diversos partidos políticos con el fin de anular el tratado y de ponerle fin a la república. Es aquí donde aparece el partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, conocido como el partido nazi dirigido por Adolf Hitler.

Inicios del partido nazi

En un comienzo los nazis se enfocaron en recopilar el apoyo de personas desempleadas y de jóvenes rebeldes. Pero más tarde, este enfoque socialista cambió para inclinarse a la difusión del odio racial. Hitler llegó a ser un experto para alborotar a las personas, ya que este consideraba que los extranjeros y judíos eran razas inferiores que debían servir a la “raza superior”.

Contexto historico de Anne Frank

Hitler fue desarrollando un odio especial por los judíos pues creía que estos eran los responsables del comunismo, inflación y cristiandad que infectaban a la sociedad de Alemania. Para Hitler, todos los alemanes eran parte de la única raza fuerte y genéticamente pura de todo el mundo y las demás naciones tenían que ceder su territorio a esta raza superior.  

En un comienzo el partido nazi no tenía mucho apoyo, pero esto cambio en el año 1929 con la depresión mundial que debilitó a Alemania. Las personas empezaron a confiar tanto en él, que fue nombrado canciller de Alemania por el propio presidente Paul von Hindenburg, a quien más tarde Hitler quitó del poder.

La propaganda nazi se esparció rápidamente por todo el país, los partidos políticos que no apoyaban a los nazis fueron prohibidos, así como las instituciones civiles y distintos medios de comunicación. Por otra parte, para fortificar su poder, Hitler empezó a usar grupos de policías secretos, estos eran miembros de una organización llamada Gestapo.

Estallido de la Segunda Guerra Mundial 

La cuerda de paz que tanto se había encargado Hitler de tensar no pudo más y en septiembre de 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial que tanto anhelaban los nazis. Las tropas alemanas invadieron Polonia, Dinamarca y Noruega. Más tarde, Inglaterra y Francia se vieron obligadas a declararle la guerra a Alemania.

Segunda Guerra Mundial

En mayo de 1940 Hitler cambió su objetivo y dirigió su atención al oeste de Europa, específicamente a Holanda, Bélgica y Francia, y en 1941 giró su atención hacia la Unión Soviética rompiendo el acuerdo de Stalin de 1939.

Esta Segunda Guerra Mundial estuvo plasmada de trágicos acontecimientos que Ana describe en su diario. Ella comenta que escuchaban los bombardeos que hacían retumbar las paredes de su escondite, los judíos eran llevados para ser esclavos en los campos y se cometían homicidios en los campos de concentración en donde eran los policías los que decidían quiénes vivían o morían.

Muchos judíos fueron asesinados en las cámaras de gas, otros murieron de hambre o agotamiento por la explotación de trabajo que padecían en los campos, otros morían al ser trasladados en las llamadas «marchas de evacuación». Y hubo un gran grupo de personas, como en el caso de Ana y su hermana Margot, que murieron a causa de las enfermedades que reinaban en los campos. 

En total, la cantidad de judíos que murieron asesinados a causa de los nazis cuando terminó la Segunda Guerra Mundial fue de seis millones. Por otra parte, otros seis millones de personas que no eran judíos, especialmente esclavos u objetores de conciencia, fueron asesinados bajo el régimen de Adolf Hitler.

Temas desarrollados en El diario Ana Frank

El Diario de Ana Frank aborda de manera sutil diversos temas que son muy comunes en esta sociedad. Acompáñame a ver cuáles son.

Los cambios de la adolescencia 

En su diario, Ana se hace muchas preguntas como ¿qué clase de persona soy? ¿Qué sentimiento debo tener al saber que otros sufren afuera? ¿Soy una persona virtuosa? ¿Soy muy egoísta e infantil? Aunque Ana no logra encontrar las respuestas a estas preguntas las usa para poder descubrir quién es y en qué tipo de persona se quiere llegar a convertir. 

Uno de los elementos más especiales de este libro es la búsqueda de la identidad de una persona (Ana) mientras pasa por el periodo de cambio más grande que experimenta el ser humano -la adolescencia- y cómo esta persona alcanza la madurez.

La herencia judía

Este es un tema que se toca poco en el diario de Ana. No obstante, la confunde un poco, ya que su novio Helmuth Silberberg se siente muy orgulloso de su origen judío, pero Peter Van Daan le comenta que planea mantener en secreto sus raíces una vez que termine la guerra.

Esto lleva a Ana a estar en medio de estos dos puntos de vista opuestos. Sin embargo, ella no le da mucha importancia a su origen o herencia judía. Esto, a juicio de algunos críticos, permite que el libro sea todo un clásico.   

El racismo

En su diario, Ana arremete contra el odio y el racismo que los ha llevado a vivir escondidos. Aunque no da su opinión completa sobre el racismo y la falta de empleos de los años 20 que los llevó a ser humillados y maltratados en Europa. Es importante tener en cuenta que a este libro se le considera como una especie de testamento en contra del odio y el racismo. De ahí su importancia. 

Las virtudes 

Durante todo su diario, Ana tiene una lucha por lograr comprender lo que implica tener virtudes o cualidades. A diferencia de ella, su hermana mayor Margot, es reservada y discreta, y los padres de Ana desean que esta siga el ejemplo de su hermana.

Pero a quien Ana realmente admira no es a su hermana sino a su padre, un hombre valeroso que no permite que nadie le pase por encima y que, además, es fiel a sus principios. La admiración y el respeto que Ana siente por su padre la llevan a desistir de sus sentimientos por Peter Van Daan colocando primero la amistad que tiene con su papá.

El sentido del deber

Todas las personas que están en el escondite tienen una lucha por el sentido del deber. La vida en ese lugar incluye varios desacuerdos y peleas entre ellos, y la gran mayoría de estos se deben al deber que cada integrante de la familia tiene para con el otro. A pesar de todo, Ana hace su mayor esfuerzo por ser diligente y tener una buena relación con todos los del escondite. 

El sufrimiento

Una de las frases que Ana repite en varias ocasiones en su libro es «después de la guerra». Ya que por un lado desean que todo termine, pero por el otro, sienten que han abandonado a sus hermanos judíos que día tras día sufren. Todo esto les genera un gran sufrimiento y algo de culpabilidad. 

Algunos de ellos se inclinan por ignorar estos sentimientos. Pero en el caso de Ana, ella hace todo lo posible por mantener su alegría, aunque por dentro se siente mal. Lo cierto es que todos esos sentimientos de culpa por los que están padeciendo tienen relación con el miedo propio que sienten, de solo pensar que podrían ser capturados por los alemanes.

Personajes principales de El diario de Ana Frank

Ana Frank

Es el personaje principal, autora del diario y la hija menor del matrimonio Frank. Es una joven tierna, inteligente, encantadora y divertida. En los dos años que le tomó escribir su diario Ana pasó de ser una niña a convertirse en una señorita de quince años.

Mientras está en el escondite ella experimenta varios estados de ánimo como aburrimiento, irritación y desesperación. Pero también se percata de las buenas cualidades que tiene. Cuando son descubiertos, Ana es enviada junto a su hermana a un campo de concentración en Belsen, Alemania donde ambas mueren. 

Margot Frank

Hermana mayor de Ana, esta tiene dieciséis años cuando Ana empieza a escribir su diario. Es una joven humilde, reservada, obediente y le gusta mucho estudiar. En varias ocasiones ella tiene diferencias con Ana. Para muchos, Margot es un excelente ejemplo que Ana debe seguir.

Edith Frank

Es la madre de Ana, la señora Frank proviene de una familia adinerada y gran parte de su vida la ha vivido en Alemania. Según Ana, su madre debe ser más tolerante y eficaz. El papel de Edith es mediar cuando surgen conflictos en el escondite. La madre de Ana muere en Auschwitz luego de ser capturada.

El señor Otto Frank

Padre de Ana que, al igual que su Esposa, pertenece a un grupo familiar de mucho dinero y ha vivido gran parte de su vida en Alemania. El señor Frank lleva a su familia a Holanda para protegerla de los nazis y cuando estos invaden Holanda este decide esconderse con su familia en el edificio donde trabajó. 

De todos los miembros de su familia, el señor Frank es el ideal de persona que tiene Ana, para ella su padre es su salvador. Otto Frank es el único de la familia Frank que sobrevive y quien, más tarde, publica el diario de Ana, muere a principios de los ochenta.

El señor Van Daan

Se trata del socio del padre de Ana, Frank. Este y su familia también están escondidos con los Frank. Ana lo describe como un insufrible sabelotodo. Tras ser capturado, el señor Van Daan es llevado a un campo de concentración donde muere en la cámara de gas en Auschwitz.

La señora Van Daan

Es la pareja del señor Van Daan, de origen humilde. Aunque vanidosa y arrogante. Según Ana, ella es la persona más insufrible del anexo. La señora Van Daan muere en Belsen justo en un campo de concentración.

Peter Van Daan

Hijo único del matrimonio Van Daan, es tímido, introspectivo y torpe. Empieza a llamar la atención de Ana cuando están a punto de cumplir dos años escondidos. Peter y Ana entablan una fuerte amistad, pero, aunque Ana está muy enamorada se da cuenta de que es débil y con poco carácter. Peter muere en las «Marchas de evacuación».

Alfred Dussel

Es un dentista de edad avanzada que llega a vivir con la familia Frank y Van Daan. Duerme en el mismo cuarto de Ana, cosa que a ella no le gusta para nada, porque Dussel es irritante y testarudo. Muere en un campo de concentración ubicado en Neuengamme. 

Algunos de los personajes secundarios que Ana menciona en su diario son los siguientes:

  • El señor Kleiman.
  • El señor Kugler.
  • Miep.
  • Bep.
  • Hanneli.
  • Peter Schiff.
  • Helmuth Silberberg.

Análisis de El diario de Ana Frank

Haciendo un pequeño análisis sobre el diario de Ana Frank, podemos decir que posee un alto valor histórico y que es un gran aporte a la literatura. Es, entre muchas cosas, la evidencia clara de varios hechos desagradables que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial, una historia contada de primera mano por la misma protagonista.   

El diario de Ana Frank cuenta cómo ella y su familia experimentaron muchos cambios por el simple hecho de tener herencia judía. También narra cómo se iban violando sus derechos humanos, hasta recurrir a la triste y extrema alternativa de esconderse de manera clandestina. En muchos países este libro se usa como recurso literario pedagógico.        

Estatua de Anne Frank
«Estatua de Anne Frank en Ámsterdam», Países Bajos.

El diario de Ana Frank tiene un legado, no solo literario, sino ético, pues nos deja ver claramente que es posible mostrar solidaridad, bondad y hospitalidad, aunque estemos pasando por momentos difíciles. Incluso, aunque la convivencia pueda llegar a ser dificultosa. Además, podemos mostrar una actitud positiva y nunca perder la esperanza.

La corta vida de Ana también nos deja claro que es posible desarrollar amor por la lectura, la escritura y el estudio. Aunque nuestras circunstancias no sean las más idóneas, hacerlo, nos puede ayudar a madurar como personas y mantener una buena salud mental.   

Puede que también estés buscando: Análisis de El Principito.

Conclusión

La guerra dejó una honda huella para muchas culturas y familias enteras. Sin embargo, si hay algo bueno que podemos rescatar en medio de tanto desastre y sufrimiento, es que muchas de las víctimas encontraron en esta una fuente de inspiración para escribir desde el corazón sus más puros sentimientos y miedos.

El diario de Ana Frank nos deja prácticas y conmovedoras lecciones de vida. Pero también, nos proporciona claros detalles relacionados con un poco de la historia que cambió el mundo.

Autor: Luis Avalos

Literato, especialista en poesía latinoamericana, y estudioso del arte en sus variadas expresiones. Mi objetivo es que conozcamos juntos el desarrollo del arte escrito de forma sencilla, amigable y entretenida. Más sobre Luis.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo