El Quattrocento

Inicio / Movimientos artísticos / Quattrocento

El Quattrocento corresponde a la primera etapa del Renacimiento, es decir, a los años cuatrocientos (1400) del siglo XV. Sin duda alguna, fue un periodo fundamental para que el arte se convirtiera en lo que conocemos hoy en día; un periodo de revelación y aprendizaje, donde el artista pudo dejar de ser anónimo. La edad media también se termina para este momento, dándole paso a la antigüedad, el arte clásico, romano y griego. ¿Quieres conocer más sobre este movimiento renacentista? ¡Sigue leyendo!

Origen del Quattrocento

El Quattrocento es un término que significa cuatrocientos (se le llama de esta forma por los años en donde tuvo origen en Italia). Debido a que había una economía muy rica de carácter comercial, la mayoría de ciudades estaban dominadas por familias aristocráticas, por esto mismo, esta primera etapa del Renacimiento empezó en la Florencia de los Medici, con la ayuda de una familia rica que apoyaba a todos los artistas.

Características del Quattrocento

Arte del Quattrocento
«La Anunciación de Cestello», por Sandro Botticelli.
  • Se le llama Quattrocento al arte renacentista que se desarrolló en los años 1400 (Siglo XV) en Florencia.
  • Se caracterizó por el antropocentrismo, el dejar atrás la edad media y darle paso a la antigüedad.
  • Apoyaban a los mecenas (personas ricas que ayudaban a los artistas), sin romper del todo con la tradición gótica.
  • En la pintura, buscaba imitar las cosas con exactitud, prestando especial atención a la profundidad, el movimiento y la expresividad.
  • Trabajaba en la representación científica de un espacio, teniendo a Florencia, Roma y Venecia como lugares principales.

Historia del Quattrocento

Se le empezó a dar valor a quién estaba detrás de la obra, es decir, al autor que la había creado y en lo que se había inspirado para su realización. De esta forma nace el famoso «Taller del Maestro», el lugar donde se recibían los pedidos de los clientes. A este hecho se le denominó como el inicio de los autores.

También se empezaron a valorizar temas como el humanismo, en donde el humano tenía un papel principal en las obras, pintándose como modelo fundamental sin importar lo que representase. Este cambio de pensamiento le dio un nuevo punto de vista al mundo: el antropocentrismo.

Durante este periodo la ciudad que más se destacó fue Florencia, conocida como la ciudad vanguardista de las artes.

Este periodo llegó a su etapa final en los años 1492, final que fue provocado por la huida de muchos artistas por el teocrático liderado por Savonarola y la muerte de Lorenzo Medici. A pesar de esto, el Quattrocento tuvo una gran influencia que fue decisiva para el desarrollo del arte, la aparición del humanismo y la valorización de los autores.

También te puede interesar: El Renacimiento.

El Quattrocento en las Bellas Artes

Obra del Quattrocento
«Virgen con el niño Dios», obra de Domenico Veneziano.

Este periodo fue el inicio de muchos descubrimientos. Por ende, influyó en el desarrollo de las bellas artes, dejando aportes significativos en estas para poder seguir avanzando como sociedad. Acá abajo te dejamos como se presentó en cada una de estas disciplinas. ¡Vamos por ello!

El Quattrocento en la Pintura

El arte dentro del periodo del Quattrocento se dividió en diferentes escuelas, pero entre las principales podemos encontrar a la Escuela de Florencia, la de Umbría, Padua y Venecia.

  • En la escuela de arte de Florencia se destacaron las obras en contextos mitológicos, en donde, a pesar de que el humano resaltaba como centro principal, los paisajes también destacaban por salirse de lo común. Entre sus principales representantes encontramos a Fra Angélico, Paolo Ucello y Masaccio (este último es nada más y nada menos que el creador de la perspectiva).
  • En la escuela de Umbría podemos ver que destacan las obras con aspecto decorativo, delicado y sensual, las cuales están destinadas a un gran público. En estas podemos apreciar, por lo general, a un modelo único que recibe todo el enfoque o un grupo de personas, pero siempre sobresale el humano como pieza central. A esta escuela la representaron personajes como II Perugino.
  • En la escuela de Padua se caracterizó por una gran fuerza expresiva e intensa complejidad compositiva. En las obras se podía ver lo energético, como si o si te trasmitían un sentimiento. Entre sus representantes más resaltantes está Andrea Mantegna.
  • En la escuela de Venecia fueron los que introdujeron el empleo de la técnica del óleo, la cual facilita el poder de obtener hermosos efectos lumínicos y de colores muy especiales. Sus obras se destacaban por esto mismo. Los principales personajes de esta escuela fueron los hermanos Bellini y Vittore Carpaccio.

El Quattrocento en la Arquitectura

La arquitectura, durante este periodo, buscaba realizar edificios perfectos. Para esto, se basaban en los cálculos matemáticos, logrando obtener de esta forma la máxima armonía y proporción.

Para lograr esto toman como módulos el radio y diámetro de una columna. De hecho, hay personajes reconocidos como Paccioti que hablaban de la proporción áurea, la cual es la más adecuada para la construcción en general.

El Quattrocento en la Escultura

Esta buscaba una representación similar de un modelo determinado usando la profundidad y perspectiva. En comparación con la escultura medieval, esta era mucho más naturalista, plasmando en su mayoría cuerpos humanos. Podemos encontrar diferentes autores destacados en esta disciplina, como Lorenzo Ghiberti y Donatello.

El Quattrocento en la Literatura

Debido a la creación de la imprenta alrededor de los años 1450, la literatura se propagó por toda Europa. Esto motivó a los autores a escribir en otras lenguas, además del latín y griego. La lírica fue el género que más predominó, mientras que, en la narrativa, se desarrolló el cuento y la novela.

Entre los principales temas que abarcó este periodo en la literatura, tenemos:

  • Se hablaban sobre los sentimientos del hombre, sobre todo temas como el amor no correspondido.
  • La naturaleza se había convertido en un símbolo de la belleza y se usaba para trabajar en el trasfondo de las decepciones amorosas.
  • Se utilizaban los mitos de la antigüedad clásica para trasmitir los sentimientos humanos.

Importancia de esta primera etapa Renacentista

Este periodo, comprendido entre los años 1420 y 1500, trajo consigo el inicio del Renacimiento, es decir, muchos avances con respecto al conocimiento del ser humano en el arte. La literatura se desarrolló a tal punto de volverse mucho más completa, al igual que las técnicas de escultura en cuanto a profundidad y perspectiva.

En cuanto a la arquitectura, también hubo un gran trabajo, el cual dejó técnicas que, hasta la actualidad, se usan para los planes de muchas construcciones. De aquí radica la importancia de esta primera etapa del renacimiento, en el camino que marcó para que se pudiesen desarrollar mucho mejor las artes y movimientos posteriores, como el Cinquecento.

Autora: Gabriela Torres

Especialista en artes, literatura e historia cultural. Diplomado en Producción Audiovisual. Aficionada al teatro y a la literatura, con un grandísimo amor por el análisis y la interpretación de obras de arte. Más sobre Gabriela.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo