El Expresionismo

Inicio / Movimientos artísticos / Expresionismo

El expresionismo fue un movimiento artístico que nació en el siglo XX. Lo que lo hacía diferente al resto de las corrientes artísticas de esa época fue la representación de la realidad de una manera distorsionada. Por otra parte, también estaba el expresionismo abstracto, el cual se caracterizaba por el trabajo de óleo sobre lienzo, entre otros elementos. 

Sin embargo, el expresionismo abarca diversos estilos y variables de acuerdo a las particularidades del lugar en el que se desarrolló. Comprender su desenvolvimiento y el contexto que sirvió como caldo de cultivo es elemental para un mejor entendimiento de su proyecto estético.    

¿Qué es lo que define al Expresionismo?

Cuando hablamos de expresionismo, nos referimos a un movimiento vanguardista que surgió en Alemania a comienzos del pasado siglo XX. Este se caracterizaba por representar la realidad de una manera deformada, distorsionada y subjetiva.

El matiz de este movimiento es un tanto degenerado y hasta nos atrevemos a decir que morboso, pues los artistas alemanes del expresionismo no se preocuparon por colocar límites a lo obsceno y lo prohibido. Una prueba palpable de ello aparece frecuentemente en sus pinturas.

Expresionismo
«El grito», por Edvard Munch, 1893.

Esta corriente penetra hasta llegar a lo más profundo de los sentimientos del artista, sus emociones e ideas, de manera que afloran de su interior temas oscuros y tabú. Ello permite que el artista pueda plasmar en una obra colores y mezclas que representan temas como la muerte, el sexo, la soledad, la miseria y el pesimismo, entre otros, todos ellos transgresores del canon artístico tradicional.

El expresionismo alemán se difundió de manera vertiginosa por otras artes como por ejemplo la música, la literatura, la arquitectura, entre otras. No obstante, donde mayor desarrollo alcanzó fue en la pintura.

Características del Expresionismo

El expresionismo, al igual que otros movimientos artísticos que surgieron en el siglo pasado, tiene rasgos específicos que responden tanto al proyecto estético de sus líderes como al contexto en el que se desarrolló. A continuación, mencionamos cuáles son algunos de estos.

Simboliza la esencia de la persona contemporánea

Este movimiento busca simbolizar o transmitir lo que es la esencia de un individuo contemporáneo y rechaza la forma representativa de las apariencias. El expresionismo nutre la subjetividad y hace surgir el dramatismo y los sentimientos del ser humano a partir de manifestaciones de angustia, despojo, soledad, decepción, miseria humana, descreimiento, etc.

Una visión negativa ante la realidad

El expresionismo se caracteriza por transmitir una perspectiva frustrada o decepcionada de la realidad. Los artistas veían con desilusión y escepticismo las promesas de los progresistas de su época ya que se daban cuenta de las contradicciones que estas promesas tenían en el fondo.

Coloca al instinto antes que la racionalidad  

“La Tempestad” de Shakespeare (1914)
«Caliban», personaje de “La Tempestad” de Shakespeare, por Franz Marc, 1914.

Busca que prevalezca el instinto y no lo intelectual o lógico en los procesos creativos. Es decir, un artista del expresionismo no irá en busca de lo racional, sino más bien valorará la improvisación y seguirá su instinto, en pocas palabras, lo inesperado es el protagonista.

Percepción del sujeto ante los hilos del poder

Arte Expresionista
«La entrada de Cristo a Bruselas», por James Ensor, 1889.

La corriente expresionista presenta a los individuos como indefensos a los acontecimientos que desató la época de la guerra, escasos de sustancias propias y obligados a la mediocridad. Según esta generación, los seres humanos sufrieron el despojo de su autonomía y libre albedrío, siendo denigrados a simples piezas del sistema.

Pericia de lo psicológico 

Fertilidad, de Frits Van den Berghe
«Fertilidad», por Frits Van den Berghe (1889-1900).

La psicología tiene una actuación importante en el expresionismo pues gracias a ella se puede escrutar los sentimientos del individuo, tanto los primarios, como los instintivos. La psicología favorece la distorsión y la dureza entre lo que es la realidad y lo que se percibe en la obra.

Origen del Expresionismo

Reduciendo el significado de expresionismo a la distorsión de la realidad, muchos teóricos del arte consideran que obras de diversos autores pueden encajar en esta etiqueta, aunque no se ubiquen cronológicamente en dicho período. Sin embargo, si queremos ser precisos, debemos ubicar las raíces del expresionismo en el simbolismo y el postimpresionismo.

Origen del Postimpresionismo
«La noche estrellada», por Vicent Van Gogh. (El Postimpresionismo). 

Además de ello, el arte gótico y el estilo medieval fueron determinantes para la formación del expresionismo como movimiento. La pérdida de interés por la realidad, escasa corporeidad, perspectiva y proporciones son elementos que ya aparecían en dicho arte y el expresionismo los adoptó.

El arte primitivo africano y oceánico

Cuando hablamos de influencias, es necesario referirnos también al arte primitivo de África y Oceanía. Al estar basados en la libertad de expresión, originalidad y nuevos conceptos de volumen y color, los expresionistas lo adoptaron y asimilaron para su estilo.

Influencia de Cézanne, Gauguin y Van Gogh

No obstante, la influencia determinante en los artistas expresionistas se haya en el postimpresionismo de la mano de tres artistas cruciales: Cézanne, Gauguin y Van Gogh. Conceptos como la desfragmentación, la profundidad del cuadro o la inestabilidad de objetos y falta de perspectiva, fueron tomados de dichos artistas y usados por los expresionistas.

El Expresionismo en las Bellas Artes

El expresionismo alemán alcanzó prácticamente todas las disciplinas artísticas tradicionales. Algunas más destacadas que otras, lo cierto es que en la que más fruto consiguió fue en la pintura. No obstante, también nos referiremos brevemente, a la escultura, literatura y arquitectura expresionistas.

El Expresionismo en la pintura 

Las pinturas del expresionismo se desarrollaron principalmente en dos comunidades artísticas, la «Die Bruce», fundada en los años de 1905 y la «Der Blaue Reiter», la cual fue fundada en Múnich en el año 1911.

Los elementos que caracterizan las obras pictóricas del expresionismo son su color, su dinamismo, y el sentimiento. Lo principal para los pintores del siglo XX era reflejar en sus pinturas lo que era su mundo interior. 

El Expresionismo en las Bellas Artes
«El jinete circense», por Ernst Ludwig Kirchner, 1913.

El estilo que fue utilizado en las pinturas del expresionismo es un tanto diverso, de hecho, hasta se podría llegar a pensar que estas obras son de distintos movimientos artísticos. Sin embargo, todas ellas tienen un punto en común y es la alteración de la realidad, lo cual era el sello distintivo de esta corriente: mediante la manipulación de la misma desestabilizan conceptos canónicos del arte tradicional.

La primera etapa del expresionismo pictórico en Alemania fue inspirada en el idealismo posromántico. Este expresionismo le daba más importancia al dibujo que a la pincelada, la composición y a la estructura que tendría el cuadro.

Expresionismo en la arquitectura

Las manifestaciones arquitectónicas de estilo expresionista surgieron sobre todo en Europa Central: Alemania, Austria, Países Bajos y Dinamarca. Destacó principalmente por el uso de nuevos materiales como el ladrillo, acero o vidrio. Debido a que la mayoría de estos artistas combatieron en la Primera Guerra Mundial, sus obras expresaban perspectivas utópicas de la realidad, así como un socialismo romántico.

En cuanto a influencias, es notable la presencia de los preceptos modernistas. Una característica básica en la arquitectura expresionista es la monumentalidad alcanzando incluso la excentricidad.

La literatura del expresionismo

En el ámbito de las letras, el expresionismo se manifestó a través de temáticas como la urbe, la guerra, el temor, la muerte, la naturaleza y el amor. Sin embargo, existen dos temas destacados que marcaron la pauta de estas obras: la pérdida de la identidad del individuo y la crisis generacional.

Programa de mano de la ópera Jonny spielt auf, de Ernst Krenek.
«Programa de mano de la ópera Jonny spielt auf», por Ernst Krenek.

En efecto, las consecuencias de la posguerra y una sociedad moderna, industrializada y sin valores, provocaron una deshumanización sin precedentes. Es así que estas obras llevan a otro nivel lo que, hasta entonces, los románticos y decadentistas solo habían iniciado.

Los temas se hacen más descarnados y las obras hablan libremente sobre lo grotesco, la enfermedad, lo siniestro, etc. Además, renuncian a todo orden lógico, sintáctico y semántico del texto, aludiendo así a un lenguaje directo y crudo.

De este estilo encontramos escritores y dramaturgos destacados como Franz Kafka y Bertolt Brecht. El primero, con la Metamorfosis, construye una excelente metáfora de la deshumanización del hombre en pro del trabajo y cómo este afecta todas las dimensiones de la individualidad. Mientras tanto, Brecht representa al antihéroe y la marginalidad en su famosa Ópera de los tres centavos.

El expresionismo en la escultura

Si bien existe cierta unicidad de estilo y proyectos en las otras disciplinas artísticas, el caso de la escultura expresionista es particular, pues no tiene un lineamiento tan sólido. No obstante, los escultores de este movimiento conservan la distorsión de la realidad como base para sus expresiones artísticas particulares.

El trabajo en madera mediante la xilografía también se popularizó. Además, la influencia del arte africano y oceánico era fácil de materializar en dicho material. Para la década del 20, la escultura expresionista ya había adoptado un estilo más abstracto.

Expresionismo en la música

En música, el expresionismo alcanzó un desarrollo similar a la pintura. Lo cierto es que estos músicos buscaron crear un nuevo lenguaje libre de la tonalidad canónica. Es así que aparecen figuras determinantes como Arnold Schönberg, von Webern o Berg. Ellos fueron los encargados de destruir la jerarquía en la escala musical y apostar por nuevas combinaciones.

Artistas del Expresionismo y sus obras

Los artistas del expresionismo que llegaron a ser los más influyentes en su época y que representan este movimiento artístico fueron los siguientes.

Ernst Ludwig Kirchner

Ernst Ludwig Kirchner fue considerado el padre del movimiento expresionista alemán, pues creó el grupo artístico Die Brücke. Lo que distinguía a sus obras era la arbitrariedad de los colores y la simplicidad. En un comienzo sus pinturas estaban enfocadas en los paisajes, sin embargo, fue evolucionando hasta llegar a los desnudos y la escenografía urbana berlinesa.

Ernst Ludwig Kirchner
«Fränzi ante una silla tallada», por Ernst Ludwig Kirchner, 1910.

Una de las obras que podemos mencionar de este reconocido pintor es Franzi ante una silla tallada, la cual era el retrato de la musa Fränzi, una pequeña berlinesa de diez años.

Edvard Munch

Considerado el pionero del expresionismo, sus obras artísticas tenían un estilo personal que transmitía soledad, alcoholismo y depresión, lo que contrastaba perfectamente con las pinturas expresionistas de aquella época. Este artista nació en Noruega en el año 1863, tuvo una vida llena de angustias y de sufrimientos.

El sufrimiento y la angustia que Munch vivió fueron un impulso para que desarrollara su creatividad con la que intentaba distorsionar almas como lo describe él mismo. Su obra maestra es El grito, la cual te dejamos más arriba.

Franz Marc

Un artista con la influencia de Van Gogh, Franz Marc era de origen alemán nacido en 1880 y se le considera como un referente del arte expresionista. Lo que hacía distintas a sus pinturas eran la diversidad de colores y la simplicidad de los retratos animales, las cuales estaban cargadas de vitalidad, emoción y respeto.

Franz Marc
«Caballo Azul», por Franz Marc, 1911.

Sin embargo, durante toda su carrera Marc se rehusó a retratar a seres humanos, pues según su criterio, estos eran unos seres totalmente despreciables. La pintura que causó más impacto fue Caballo azul.

Vasili Kandinsky

Un artista que sin duda es responsable y principal impulsor de la estética del arte abstracto fue Vasili Kandinsky. Este hombre consideraba que era en la simplificación, la variedad de colores y las armoniosas geometrías, en donde se podía encontrar la verdadera belleza.

Este también formó parte del grupo «Der Blaue Reiter», de hecho, fue uno de sus líderes principales. Las pinturas de Kandinsky se basaban en tres conceptos, los cuales eran los siguientes: las improvisaciones, las composiciones y las impresiones.

Durante su carrera, sus obras fueron experimentando una grandiosa evolución, desde las Casas de Múnich que fueron pinturas figurativas hasta sus composiciones, las cuales eran expresiones de su persona interior.

Evolución del Expresionismo: expresionismo abstracto y sus características

Tal vez la rama más conocida del expresionismo es el expresionismo abstracto, surgido a mediados del siglo XX. Este movimiento se caracterizó principalmente por el trabajo con óleo sobre lienzo. Además, en las obras expresionistas abstractas se eliminó la figuración y se usaron telas que imitaban un aspecto geométrico.

Por otra parte, otra de sus características principales fueron los métodos para la creación de las pinturas como la cobertura de la superficie. También destacaba por la simplicidad en el cromatismo, como la limitación de los colores a solo el negro, blanco, amarillo, magenta, cian y grandes, pero a la vez violentos trazos de color que evocaban la angustia y el conflicto que se vivía en esa época.

Autor: Luis Avalos

Literato, especialista en poesía latinoamericana, y estudioso del arte en sus variadas expresiones. Mi objetivo es que conozcamos juntos el desarrollo del arte escrito de forma sencilla, amigable y entretenida. Más sobre Luis.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo