La Nueva Figuración

Inicio / Movimientos artísticos / Nueva Figuración

La nueva figuración fue una corriente artística y cultural surgida en los años 50, es decir, en la segunda mitad del pasado siglo XX. Este movimiento llegó para opacar al expresionismo abstracto, aunque de cierta manera la nueva figuración siguió emitiendo destellos de dicho movimiento.

Algo que caracterizó a esta corriente fue la libertad en cuanto a las formas de sus obras y las figuras monstruosas y desordenadas. La nueva figuración no solo se desarrolló en Europa sino también en varios países de Latinoamérica como México, Argentina y Venezuela. Por lo tanto, su influencia es amplia, ¿eso ocasionó un cambio en su estilo?, ¿hubo algún evento histórico que influyó en él? Aquí te contamos todo ello, así que quédate para saber más al respecto.

¿Qué es la nueva figuración?

La nueva figuración fue un movimiento artístico que representó el regreso de la pintura figurativa luego de que el expresionismo abstracto se impusiera como la corriente artística del momento. Sin embargo, no estaba del todo desligada del expresionismo abstracto y las demás clases de abstracción, sino que más bien se alimentaba de sus aportaciones.

Pintura con estilo nueva figuración
«Felina» de Jorge Figueroa Acosta, 1984.

A la nueva figuración también se le llama Neofiguración, esta preconiza el regreso de la realidad, en especial las figuras humanas y el objeto, haciendo uso de las diversas técnicas que se usaban en el informalismo. La nueva figuración solía tener un sentido de denuncia para la sociedad, representando la realidad de una manera cínica, cruel y burlona.        

Características de la nueva figuración

La nueva figuración es un movimiento complejo. Sin embargo, los estudiosos del arte detectan tres características básicas y transversales que hacen que una obra pertenezca a la nueva figuración.

Libertad absoluta

En este tipo de arte la libertad estaba presente, ya que estos artistas no siguieron ninguna influencia tradicional. Esta idea no era una novedad, pues las agrupaciones vanguardistas ya la habían venido manifestando desde hace años, algunos de estos eran los dadaístas, el informalismo, los futuristas y los miembros del expresionismo abstracto.

Colores muy variados

Los colores que se utilizaban en las obras de la nueva figuración eran muy variados, en realidad se puede decir que no seguían una regla en específico y que usaban casi toda la paleta de colores y tonalidades. Sin embargo, si hablamos de los más empleados, podemos mencionar los tonos oscuros como el morado, negro, marrón, entre muchos otros.

Estilo

Las obras de la nueva figuración le daban mucha importancia a la figura humana que, por lo general, era una sola. En estas se jugaba con el expresionismo, en lo que tenía que ver con los gestos, los colores y la atmósfera, lo que permitía que se generará un gran nivel de expresión. Las pinturas adoptan formas orgánicas deformadas, exageradas, monstruosas y desordenadas. 

Origen de la nueva figuración

La nueva figuración o Neofiguración tuvo su origen en la segunda mitad del siglo XX, específicamente se desarrolló en la década de los años 50 y 60. Los pintores de la nueva figuración abordaron el tema de la abstracción de una manera expresionista y actual, esta corriente artística tuvo una gran aceptación en España hasta el año 1965.

Hay que destacar que la palabra Neofiguración significa nuevo y figuración. Este nació con el objetivo de acercarse más a la realidad que se vivía en aquella época después de la Segunda Guerra Mundial. Este movimiento también se extendió rápidamente por países como Venezuela y Argentina.

Origen de la nueva figuración en Venezuela

El realismo social en Venezuela sufrió una transición al arte de la nueva figuración, esto constituyó un enorme paso en el crecimiento del arte venezolano. A partir de los años 50 y 60 la nueva figuración se relaciona de manera parcial con la enriquecida tradición realista de arte de este país. 

La figuración en Venezuela experimentó una serie de fases, entre las que podemos mencionar la insistencia de los artistas por infundir en sus obras las principales tendencias de la Escuela de París, las cuales, además, se esforzaron por estudiar. Muchos fueron los artistas venezolanos que se inclinaron hacia esta corriente artística, como Jacobo Borges.   

Origen de la nueva figuración en Argentina 

La nueva figuración en Argentina comenzó en los años 1961 y perduró en este país hasta 1965. Las obras de nueva figuración se transmiten al observador de manera rápida gracias a los medios de comunicación, esto llevó a que algunos de los artistas argentinos intentarán tomar el ritmo retraído del occidente moderno.

Contexto histórico de la nueva figuración

¿Qué ocurría en el mundo cuando este movimiento surgió? Como sabemos, los artistas no son ajenos a su coyuntura y realidad inmediata. Por ello, entre los acontecimientos importantes que dieron lugar a que se originara la nueva figuración podemos mencionar los siguientes:

La Segunda Guerra Mundial: clave para el origen de la nueva configuración

Tras haber finalizado la Segunda Guerra Mundial, un grupo de artistas de Europa tuvo que emigrar a los Estados Unidos. Esto dio lugar a que naciera el expresionismo abstracto del cual se derivó, por decirlo de alguna manera, la nueva figuración. 

Esta corriente artística tomó de la abstracción la libertad y los colores oscuros. Los cuales evocaban al sufrimiento que se vivió en plena Segunda Guerra Mundial y mucho después.

La nueva figuración y el informalismo

El informalismo, al igual que la nueva figuración, tuvo lugar entre los años 50 y 60. El informalismo, por su parte, era una clara prueba de los oscuros acontecimientos y la catástrofe que habían tenido lugar en la guerra y que la gente aún no había olvidado.

La nueva figuración tomó el informalismo, las figuras sin forma y las formas monstruosas. Además, las pinceladas dramáticas y exageradas dan la impresión de que fueron plasmadas al azar.      

Obras y artistas de la nueva figuración   

Entre los pintores y las obras de la nueva figuración podemos mencionar los siguientes:

Francis Bacon

Este pintor de la nueva figuración se caracterizó por emplear la deformación en sus obras y la gran ambigüedad en lo que tiene que ver con el plano internacional, este artista también se distinguía por su gran independencia y porque sus obras son un referente del arte europeo. Entre estas podemos mencionar el «Retrato de un hombre bajando una escalera» de 1972 y «Tres estudios de Lucian Freud» de 1969.

Edward Hopper

Fue un artista que desarrolló un estilo inconfundible y completamente personal, sus obras se caracterizaban por el juego entre las sombras y las luces y por ser la soledad el tema central, entre estas podemos mencionar «Habitación de hotel» de 1931 y «Nighthawks» de 1942.

Jean Dubuffet

Es uno de los pintores con más fama en la segunda mitad del pasado siglo XX. Hubo una etapa de su vida en la que se dedicó a crear un arte con menos violencia al aplicar el color, de esta manera, creó obras menos agresivas que las que había hecho anteriormente. Entre sus obras podemos mencionar «Ontogénèse» de 1975 y «Jardín de Invierno».

Autor: Thamer Bello

Filósofo, historiador y redactor con amplia experiencia en la historia del arte. Amante de los libros y del cine, me encanta compartir y escuchar buenas historias. Más sobre Thamer.

¿Te ha sido útil este contenido?

Compartir artículo